Siendo parte del compromiso de la Corporación Nacional Forestal, CONAF, la oficina provincial de Puerto Aysén arribó a la localidad de Islas Huichas con los últimos 140 metros de leña, los que serán entregados a los clubes de adultos mayores y personas postradas del litoral de la comuna.

Con un total de 300 metros de leña entregados, el director regional Andrés Bobadilla Labarca se mostró contento de ver como se cumplió de manera anticipada al compromiso pactado con el Gobierno Regional, lo que sin lugar a dudas demuestra el gran trabajo logístico y operativo de cada uno de los integrantes de la CONAF.

“Agradecer el trabajo de todas y todos, principalmente a las y los trabajadores de Mañihuales por el esfuerzo que hicieron para tener esta leña lo antes posible y así llegar con esta ayuda cuando realmente lo necesita la comunidad de Huichas. Nosotros comenzamos el año 2018 entregando 200 metros y se distribuían en septiembre y ahora vamos en 300 metros entregados entre fines de julio y principio de agosto, es decir, ha habido una mejora continua, con una tremenda logística detrás y más aún que estamos en pandemia” indicó el Director de la institución.

Recordemos que esta leña proviene del predio Mañihuales, donde las y los trabajadores del proyecto de la localidad antes mencionada, efectúan la importante labor de extraer la madera, para posteriormente trabajarla y así entregarla a todos los beneficiados de la comuna.

Actualmente la institución ya cumplió con su meta de entrega en Islas Huichas y Mañihuales, ambos con 300 metros, mientras que en Puerto Aysén lleva un avance del 60% de entrega de los 1.900 metros, quedando pendiente solamente la ciudad de Puerto Cisnes, quien a su vez distribuye 300 metros en las localidades de Puyuhuapi, La Junta y Raúl Marín Balmaceda, y donde la entrega se proyecta a mediados del mes de agosto aproximadamente.

Es preciso destacar que este proyecto, al igual que otros ejecutados por CONAF, son financiados por el Gobierno Regional, inyectando más de 1700 millones, los que se ven reflejados en la empleabilidad de la comuna, como también construcción de viviendas de emergencia y por supuesto, un acopio y posterior entrega de leña que asciende a 2.800 metros.