El Gobierno en medio de la pandemia ha levantado y ejecutado una serie de beneficios y bonos para los sectores afectados, las familias que tienen a alguno de sus integrantes sin trabajo, a las pymes y a los diversos emprendedores.
Aysén.- Pero existe un área que si bien se le reconoce como aporte cultural por la historia y las décadas que han dedicado a su labor, pero al parecer, ningún aporte económico ni de materiales de trabajo han llegado a sus manos. Nos referimos a los maestros de ribera, que en Puerto Aysén cuentan incluso con un sindicato.
Es su presidente, José Barrientos, quien confirma que son muchos los reconocimientos pero nulos los recursos para seguir subsistiendo.
“Eso no ha llegado, lo que ha llegado a nosotros bastante en este último tiempo son reconocimientos, pero por ser patrimonio vivo de la humanidad de la región de Aysén. En eso nos han llegado varios reconocimientos, pero otros fondos para poder sobrevivir a raíz de la pandemia, no nos ha llegado nada”.
José Barrientos, señaló que les habían comentado a los representantes de la Cámara de Diputados que hace poco le entregaron un reconocimiento, que ellos como maestros de ribera también necesitaban un apoyo en recursos, proyectos o tal vez en herramientas para poder seguir desarrollando su labor.
“Le dijimos a los caballeros que nos vinieron a entregar el reconocimiento de la Cámara de Diputados, que nosotros necesitábamos un apoyo del Gobierno y de las autoridades como un fondo solidario. Nosotros tenemos materiales para trabajar, los que se echan a perder permanentemente, también tenemos que vivir el día a día. Hay integrantes del sindicato que están arrendando, así es que, tienen que hacer un tremendo esfuerzo. Por ello le pedimos a las autoridades que nos reconocen por nuestra labor, también tengan la posibilidad de entregarnos algún proyecto”.