Cree que se debe fiscalizar el estado de las embarcaciones que conectan a Aysén con otras regiones y deben garantizarse los espacios para el transportista de la zona.

Puerto Aysén.- El transportista y comerciante de Puerto Aysén, Gustavo Vidal, quiso haber publica una situación que asegura viene repitiéndose en el tiempo y donde las autoridades de la región no se han preocupado, aseguró. Se trata del transporte que viaja en las embarcaciones de conectividad que existen entre nuestra región y otras zonas del país.
Vidal, aseguró que de no reclamar en su último viaje le habrían cambiado del sábado para este lunes su viaje desde Puerto Montt a Puerto Cisnes. Él hizo ver su molestia debido a que traía una millonaria carga en frutas y verduras y cada día que pasa esto trae inconvenientes por la maduración del producto.
Finalmente, luego de reclamar y exigir su cupo pudo trasladarse para llegar a destino, pero el mal rato y despreocupación que existe por los transportistas de la región es lo que quiso evidenciar.
“Hemos tenido problemas con el tema barco hace tiempo ya y la idea es que la ciudadanía esté al tanto porque esto no da para más, estamos viajando en unas embarcaciones que no sabemos si vamos a llegar o no, gracias a Dios llegamos pero todos saben que la Agios esta cuarteada por todos lados, vive en reparación. La Queulat está en reparación, solo nos está quedando la Agios y la Jacaf y permanentemente no hay cupo sobre todo para la gente de la región de Aysén. ¿Dónde están nuestras autoridades que tienen que fiscalizar?”, cuestionó.
Gustavo Vidal, añadió que, “yo me embarqué el sábado como corresponde, como estaba mi pasaje programado, pero me querían tirar para el lunes, ¿Qué hago yo con 25 millones de pesos en verduras que traigo para la comunidad de Aysén?, ¿Quién responde por eso?. El viaje anterior también se corrió y perdí un pallet y medio de plátanos, esos gastos los solvento yo, pero ahora es demasiado. Todavía no ingresamos a la temporada primavera – verano y ya estamos quedando abajo. Como pasa todos los años muchas veces privilegian más el turismo que el empresario chico que abastece a la región”.
El transportista y comerciante de Puerto Aysén hizo finalmente un llamado a las autoridades, a fiscalizar el correcto uso de las embarcaciones que nos conectan con otras zonas del país, que estas naves estén en buenas condiciones y entreguen seguridad. Además, exige que los transportistas y pequeños empresarios de la región sean tomados en cuenta, ya que, cada vez que un camión se retrasa o los costos se elevan esto repercute en el consumidor, en la ciudadanía.