El progreso en el área que sea siempre trae algunas consecuencias, pero para las familias de Villa Aysén, estas consecuencias ya las conoces hace muchos años y ahora cuando creían que repararían sus casas que en algún momento se hundieron y ahí terminarían los problemas, se inició la llamada “compactación dinámica”, que viene a mejorar terrenos para un nuevo complejo habitacional.
Aysén.- Esto es sin duda muy importante porque acerca a otras familias a cumplir el sueño de la casa propia. Lo malo es que, el uso de una maquinaria de alto tonelaje que golpea el terreno, nuevamente está generando problemas de asentamiento, ventanas y puertas que no cierran, cerámicas que se destruyen, paredes agrietadas y los vecinos sienten que las autoridades no toman en serio este grave problema.

“Vibraciones que generan malestar e inducen a pensar que podría haber daño en las viviendas”

La tarde de este martes los vecinos y vecinas de Villa Aysén, sostuvieron una nueva reunión con autoridades del Ministerio de Vivienda en la región de Aysén, representadas por el director regional del Serviu, Nelson Quinteros.
“Vinimos como Serviu en representación del Minvu, con toda la disposición de atender y a entender la preocupación, las familias están complicadas, las familias están asustadas y el historial de esta Villa hace que se preocupen. Nosotros estamos ad portas de terminar el proceso de compactación dinámica que incurre en vibraciones que generan malestar e inducen a pensar que podría haber daño en las viviendas. Yo traté de aclarar que los daños si bien podrían darse, podrían no ser tan severos y de haber sido causados por obras que contrató Serviu, esos se van a corregir, las casas se van a reparar y se van a devolver tal como estaban antes de fin de año, ese es un compromiso formal y con fecha. Por otro lado, también comprometimos que si por fuerza mayor vemos que la disciplina de compactación dinámica genera daños irreparables o pone en riesgo a alguien, vamos técnicamente a cambiar la metodología para terminar los últimos metros, sin poner en riesgo las futuras viviendas, tratando de dar una mejor calidad de vida y tranquilidad a estas familias”.
Valeria Iglesias es una vecina de Villa Aysén, que en reiteradas ocasiones ha manifestado su malestar a las autoridades por lo que ocurre en el sector y que lamentablemente se arrastra desde hace varios años.
“Ya llevamos tantos años, entregaron las casas en mal estado, en el verano comenzaron con el tema de arreglar nuestras viviendas como una forma de recompensarnos según ellos, pero era para que nosotros retiremos una demanda, nos arreglaron nuestras viviendas que quedaron a medias. Después en el verano comenzamos con el tema del polvo, las calles no estaban pavimentadas y era un polverío. También ocurrió lo de los camiones, que pasaban rápido sin carpa y el barreal que esto provoca. Ahora, el tema de la compactación y yo la verdad es que el Serviu se compromete a un montón de cosas y yo no creo, sin papeles no sirve, porque ya estamos todos cansados, aburridos de esperar y recibir puros calmantes”.
La Concejala Tatiana Villarroel, participó nuevamente en esta reunión y cree que el director del Serviu, Nelson Quinteros, debe cumplir los compromisos asumidos con las familias afectadas.
“Las consecuencias que ha traído esto para los vecinos es realmente grave, el director señala que se van a realizar reparaciones a los viviendas de los vecinos que resulten afectados, se va a hacer una revisión caso a caso. Esperamos que se cumpla y no tengan que esperar años, porque hay que recordar que estas familias ya tuvieron problemas con los terrenos, que esperaron alrededor de diez años para poder habitar sus viviendas y que ahora con estos trabajos nuevamente se ven afectados”.
La Concejala Villarroel, criticó el accionar de algunas autoridades que muchas veces ante los problemas de algunas familias y las necesidades de otras, buscan enfrentar a vecinos contra vecinos.
“El director decía (a los vecinos de Villa Aysén) que podrían hacer una demanda civil y eso implica que si hacen una demanda se tendrían que paralizar los trabajos y se perjudica a los otros vecinos que están esperando sus casas y eso no corresponde. Lamentamos esa idea que tienen algunas autoridades de poner a vecinos contra vecinos, no es lo justo porque aquí hay responsables que deben responder al final de los trabajos que es el Serviu y el Seremi de Vivienda”.
Tatiana Villarroel, cerró sus palabras criticando a las autoridades por su falta de fiscalización y empatía con los vecinos, “si las autoridades vivieran la situación una semana en esas casas, se darían cuenta que esto no es extremar, las personas no están teniendo una vida digna, están afectadas nuevamente sus casas, hay ventanas que se han desnivelado, puertas que no cierran, grietas grandes en las viviendas, piso desnivelado. Por eso, yo creo que ahí faltó fiscalización, faltó que la autoridad hiciera caso a los vecinos, porque aquí las autoridades no están acostumbradas a escuchar a los vecinos, hacer un mea culpa y la idea es que realmente este tipo de compactación dinámica no se vuelva a realizar en la comuna”, puntualizó.