Por este motivo, el alcalde Julio Uribe se reunió ayer jueves 23 de septiembre 2021, con la directiva de la Junta de Vecinos de esta población, para conversar sobre lo que está sucediendo y establecer cuáles son las gestiones necesarias para que esta comunidad mejore su calidad de vida y en forma definitiva.

“Vamos a gestionar una reunión la próxima semana con el SERVIU y hablaremos con nuestros directores de servicio para que cumplan, porque está atrasado el pavimento, están los escombros que sacaron de las calles, faltan colectores de aguas lluvias es una situación realmente preocupante y vamos a hacer todas las gestiones para que la villa Aysén solucione sus problemas”, declaró Julio Uribe.

Para Susana Ortiz, presidenta de la JJ.VV. de Villa Aysén han tenido demasiada promesas y reuniones, pero aún siguen esperando que se hagan las reparaciones que se necesitan.
“Nuestras calles están imposibles, el área verde está totalmente llena de barro y agua, y las calles se inundan cada vez que llueve. Además, hemos tenido que soportar los ruidos de las máquinas compactadoras y el deteriorado que han sufrido las casas por estas máquinas”, aseguró.

Comentó que han tenido varias reuniones con la gente del SERVIU, pero todo sigue detenido. A su vez, Maryorie Vásquez Leiva, primera directora de la población Villa Aysén, dice que con la pandemia del Covid-19 pararon las obras.
“Hablo en voz de todos mis vecinos, todos están cansados han sido muchas las promesas y ahora queremos respuestas, soluciones concretas. Estuvimos tres días parados bajo la lluvia con muchas autoridades y se supone que a principio de septiembre comenzaban con la construcción de nuestras casas y vamos a llegar a fin de mes y no han movido ningún dedo”, recalcó la dirigente.

Por su parte, la dirigente Blanca Flores, pidió que los que tienen que hacer su pega, la hagan.
“Queremos que nos dejen una población linda, llevamos 11 años con estos problemas y no encuentro que sea un buen vivir para ningún vecino, queremos una vida digna”, pidió.