Monseñor Infanti de la Mora, destacó además que, “es de alabar la tozudez, la valentía de los familiares del Caso Aysén que siguen buscando justicia y seguimos buscando”.

Aysen.- Uno de los casos policiales emblemáticos en nuestra región es el “Caso Aysén”, donde se conoció la muerte en extrañas circunstancias de al menos 12 jóvenes de Puerto Aysén y algunos de ellos se vincularían al tráfico de drogas, intervención de funcionarios de las fuerzas armadas e incluso de un grupo acotado de gente con algún grado de poder que llamaron “los intocables”.
El Obispo, Luis Infanti de la Mora, ha sido una de las pocas autoridades que ha estado siempre del lado de las familias, apoyando desde el punto de vista espiritual pero también en el ámbito público a través de los medios de comunicación, afirmando que aquí no hubo y se sigue esperando justicia.
“Seguimos esperando justicia y la conciencia de nuestro pueblo es para exigir justicia en ese caso y en otros casos también que se estén dando. Estamos elaborando una nueva Constitución si Dios quiere y confiamos en que estas leyes nos ayuden a construir un pueblo más fraterno, más justo, más equitativo, donde las autoridades que tienen que hacer justicia respondan a las exigencias de nuestro pueblo”.
La máxima autoridad de la iglesia católica en la región, puso en valor la insistencia de las familias para saber, qué pasó con los jóvenes.
“Es de alabar la tozudez, la valentía de los familiares del Caso Aysén que siguen buscando justicia y seguimos buscando. En el sector justicia, en sector político, económico, creo que tenemos una responsabilidad juntos. Pero yo enfatizo que, tenemos también una responsabilidad como pueblo, porque el pueblo no puede quedar en silencio, callado, frente a injusticias, porque justamente la indiferencia y el silencio promueven y facilitan que haya más injusticia”.
El Obispo Infanti, es un convencido de que la justicia se exige no se pide, citando palabras de un juez internacional que estuvo en su momento apoyando el Caso Aysén. “Como decía el juez Garzón cuando nos visitó en Aysén para el Caso Aysén, la justicia no se pide se exige, porque es un derecho de los ciudadanos y es un deber de los que tienen que administrar justicia, que la hagan”, puntualizó.