El fin de semana, el alcalde Julio Uribe Alvarado y la directora de Tránsito y Transporte Público, Mabel Velásquez, en compañía de una comitiva, arribaron a las oficinas de la Delegación Municipal de Villas Mañihuales para atender requerimientos de permisos de circulación y consultas viales como forma de garantizar accesibilidad a trámites públicos.

Desde muy temprano, un grupo conformado por empleados municipales proveniente de varias unidades, incluida Informática y Tesorería, se desplazó al zonal en una jornada que además de facilitar el pago de permisos de circulación, incluyó la reparación de avenidas e intersecciones críticas entre paso peatonal y vehicular.

“Aprovechamos las condiciones climáticas para atender requerimientos que llegaron por parte de los vecinos que no habíamos podido anteriormente”, sostuvo Velásquez, previo a la instalación de reductores de velocidad para mitigar la intranquilidad de residentes frente a reiteradas coaliciones en sectores urbanizados, sumándose este mes la afluencia de escolares por el retorno a clases y la solicitud de demarcaciones realizadas por la Posta de Salud Rural y el Liceo Mañihuales durante la atención in situ.

Nidia Vargas, vecina del lugar en donde se ubica la calle Froilán Villegas y uno de los puntos de conflicto, expresó que por cuarta vez su cerco sufrió las consecuencias de conductores que iban a exceso de velocidad y no respetaban las normas de tránsito. El temor se hizo latente, pues existía probabilidades que no sólo impactaran el cerco, sino que ingresaran a la propiedad. “Era peligroso para nosotros, aparte no dormíamos”, indicó. Ante lo expuesto, funcionarios subsanaron sus inquietudes y la del resto de moradores con rapidez.

“Estuvimos con temas de seguridad de tránsito. Había demandas de vecinos desde muchos años donde se debían instalar bolardos, los cuales hoy aprovechando las condiciones climáticas se hizo”, expresó el alcalde Uribe Alvarado. También en las faenas personal dispuso lomos de toro para reducir la velocidad de conductores.
Finalmente, la máxima autoridad de la comuna porteña se manifestó conforme y alegre por los avances que de a poco, pero seguros y con compromiso van consolidando el territorio administrado por la casa edilicia.