• El análisis se llevó a cabo tomando en cuenta la actividad en cadenas de alimentación, restaurantes y supermercados.
  • Entre los sectores más afectados también se encuentran Plaza de Armas y Bellavista, cuya actividad en comparación a septiembre de 2019 es de un 38% y un 73% respectivamente.
  • En el otro extremo, las comunas de Maipú, Ñuñoa y Vitacura registraron un aumento en sus transacciones.

Un estudio realizado por Edenred, empresa líder mundial en el rubro de servicios y beneficios laborales, detectó —en base a transacciones a través de sus productos— que la actividad comercial en la comuna de Santiago no ha logrado acercarse a sus niveles normales desde octubre de 2019. El análisis, que se llevó a cabo tomando en cuenta datos de cadenas de alimentación, restaurantes y supermercados, concluyó que —en comparación con septiembre de aquel año— la actividad de dicha comuna, en abril de 2022, registró un 35% de déficit.  El informe además incluyó una comparación entre diciembre de 2019 —antes del comienzo de la pandemia— y diciembre de 2021. La caída de la actividad comercial tras dos años de crisis sanitaria fue de un 42%.

Entre los sectores más afectados —al analizar la comparación entre septiembre de 2019 y abril de 2022— se encuentran los barrios de Plaza Italia, que apenas ha retomado el 23% de la vitalidad anterior; Plaza de Armas, que alcanzó un 38%; y Bellavista, que ha recuperado un 73% del movimiento que había tenido hasta antes del estallido. Los barrios Brasil y Lastarria —por el contrario— han alcanzado una actividad superior a lo registrado con anterioridad al estallido, registrando un aumento de un 11% y 16% respectivamente.

Según explica Cristián Briceño Ribot, gerente de Marketing de Edenred, “al observar el estudio es posible constatar que el comercio de las cadenas de alimentación desapareció en el sector de Plaza Italia. Se había recuperado un 21% en marzo de 2021, pero su actividad volvió a cero en marzo de 2022”. Agrega también que “la reducción del comercio de restaurantes en el mismo sector es drástica: se puede observar que su movimiento actual corresponde apenas a un 26% de lo registrado en septiembre de 2019”.

La actividad de los supermercados en el mismo sector, sin embargo, logró recuperarse. En abril de 2022 superó en un 21% al movimiento registrado en septiembre de 2019.

LA SITUACIÓN EN LAS DEMÁS COMUNAS

Las Condes tampoco ha logrado recuperar el nivel de actividad que tenía en septiembre de 2019. Según el análisis, el comercio en dicha comuna registró —a abril de 2019— una caída de un 16%. Por el contrario, Maipú, Ñuñoa y Vitacura, registraron un crecimiento respecto del periodo anterior al estallido. Dichas comunas vieron crecer su actividad comercial en un 126%, 122% y 95% respectivamente.

En cuanto a la comparación de diciembre de 2019 versus el mismo mes de 2021, la comuna de Las Condes alcanzó apenas un 68% de lo transado durante el segundo año. El caso opuesto es Maipú, que registró un aumento de un 97% en su actividad. En Vitacura, en tanto, hubo un 64% de mayor actividad, mientras que en Ñuñoa un 55%. En el mismo ítem, Providencia tuvo un decrecimiento de un 2%, es decir, logró recuperar un nivel de ventas similar al logrado un año antes.