Luego de que esta semana la Corporación por los Derechos Sexuales y Reproductivos (Miles) informara que 12.267 niños, niñas y adolescentes de nuestro país han sufrido violación y abusos sexuales entre 2012 y 2016, y en el que la región de Aysén presenta el mayor número de casos, a nivel nacional, de mujeres abusadas, el diputado y Senador electo, David Sandoval, afirmó que este era un tema que debe estar “en el tapete de la discusión pública”.

Al respecto, el parlamentario dijo que la información “no deja de ser alarmante”, lamentando que la región marque un récord en esto. “375,4 mujeres por cada cien mil habitantes, sitúa a la región en el primer lugar a nivel nacional respecto a violencia sexual”, indicó.

Por lo mismo, dijo que esto debe ser tratado, analizado y asumido. “Nos obliga a hacer un cambio en materia de políticas públicas, de todos como sociedad, porque verguenzas como ésta tiene una arista profundamente dolorosa y tenemos que hacernos cargo de ello”, recalcó.

El tema, agregó el legislador, no puede pasar desapercibido. “Ubicarnos en primer lugar a nivel nacional como la región con mayor violencia sexual contra las mujeres mayores de 14 años es una situación que debemos enfrentar y poner en el tapete de la discusión pública, porque es un acto de un profundo y marcado dolor humano”.
“Aquí hay que hacer un giro sustantivo en la forma como se están llevando los programas de promoción de los derechos de la mujer. Es un gran desafío”, subrayó.
Finalmente, el diputado Sandoval manifestó su inquietud por las cifras dadas a conocer, reiterando su preocupación por que una vez más la región de Aysén “marca un récord en un área sancionable y cuestionable”.