Punta Arenas.- Una pareja de jóvenes tripulantes de un bote a remo debieron ser evacuados por efectivos de la Armada este mediodía desde el sector Barranco Amarillo, a 10 kilómetros al norte de Punta Arenas, luego que la embarcación derivara producto de las corrientes marinas que predominan en el Estrecho de Magallanes.

Los familiares de los jóvenes alertaron a la autoridad marítima, a través del teléfono 137, iniciándose de forma inmediata la activación del Servicio de Búsqueda y Salvamento Marítimo (MRCC) de Punta Arenas, lo que originó el despliegue de patrullas terrestres, un helicóptero naval, y la alerta a todas las naves que se encontraban en el área para acudir en ayuda.

Fue así como la embarcación auxiliar de un pesquero, que navegaba en cercanías del lugar, logró identificar a ambos tripulantes, quienes ante la emergencia decidieron abandonar el bote, tomando la iniciativa de arrojarse al mar e intentar nadar hasta la playa.

El Gobernador Marítimo de Punta Arenas subrogante, Capitán de Fragata LT Carlos Cerda, señaló que “forma paralela, el helicóptero del Grupo Aeronaval Sur arribó hasta la zona, donde a través de una arriesgada maniobra, los nadadores de rescate lograron evacuar a uno de los tripulantes que se encontraba con riesgo vital, hasta el hospital regional, donde tiempo más tarde perdió la vida”.

La mujer que lo acompañaba, y que permanecía estable y sin riesgo vital, fue trasladada hasta el muelle de pescadores del sector, para posteriormente ser llevada por la autoridad marítima al mismo centro asistencial.

La Armada, a través de la autoridad marítima, hace un llamado a la comunidad que efectúa en esta época del año actividades recreativas en el borde costero a adoptar las medidas de seguridad correspondientes, debido a que las bajas temperaturas del mar en la Región de Magallanes y Antártica Chilena, generan durante todo el año condiciones de hipotermia con resultados fatales.