Chiloe.- Con el propósito de finalizar las labores concernientes al hundimiento del Wellboat “Seikongen” y asegurar la protección del Medio Ambiente Acuático, la Autoridad Marítima autorizó el reflotamiento de la citada nave, la cual permanece desde el 18 de octubre del año pasado en Bahía Pilpilehue, comuna de Chonchi, luego de que zozobrara durante un proceso de embarque de salmones. El período contemplado para la realización de los trabajos de reflotamiento es de 80 días corridos aproximadamente, siempre y cuando no existan inconvenientes logísticos o de mal tiempo en la zona.

La Nave siniestrada se encuentra apoyada en el fondo marino por su costado de estribor (derecha), por lo que el plan consistirá en enderezarla mediante el uso de tensores de cadenas los cuales serán dispuestos desde la playa, buscando disminuir su peso y reflotarla con el uso de bombas sumergibles. Cuando la nave se encuentre flotando por sus propios medios, se le realizará una inspección general con el objeto de asegurar su desplazamiento mediante remolque al puerto de San Vicente en la región del Bío Bío.

“La finalidad que buscó la Armada con la disposición del plan de reflotamiento, es garantizar que las personas que se encuentran trabajando, estén resguardadas y la totalidad del proceso a realizar con la nave sea seguro para su casco, considerando además en todo momento la variable ambiental, es decir, que las faenas no afecten al entorno y en caso de hacerlo, se cuente con todas las medidas para poder mitigarlo”, manifestó el Gobernador Marítimo de Castro (S) Capitán de Corbeta Litoral Manuel Figueroa.

Junto con detallar las maniobras que se desarrollarán tanto en tierra como en mar, también se dio a conocer el nombre de la compañía que se adjudicó la licitación del reflotamiento dispuesto por CPT (dueña de la nave) y que será la encargada de cumplir con esta fase final; Ardent, firma holandesa con amplia experiencia internacional en casos como el reflotamiento del Costa Concordia en Italia o el naufragio de la plataforma petrolera Troll Solution en el Golfo de México.

Plan de contingencia y evaluación de riesgo

Se debe recordar que el primer objetivo de la Autoridad Marítima se centró en asegurar el retiro de hidrocarburos, lo que se logró de manera exitosa en una etapa inicial; más tarde, las labores se concentraron en la extracción de los desechos de pescado desde una de las bodegas de la nave. Ahora, en la fase final, comenzará el retiro del buque del sector y la disposición de los residuos de carga restante, en puerto habilitado para esa faena.

El plan de reflotamiento considera variadas medidas de manejo de los residuos operacionales y domiciliarios derivados de maniobras como las que serán realizadas, además de un plan de contingencia y una evaluación de riesgo ambiental; La idea es que la empresa se haga cargo y cumpla el proceso de operación de manera sustentable.

Cabe destacar que desde el incidente, se ha mantenido un permanente y estricto monitoreo diario del ácido sulfhídrico y monóxido de carbono, además de una exhaustiva supervisión del medio marino y desarrollo de todas las actividades en la zona, en las que ha tenido una activa participación personal de la Armada de Chile.