El Mandatario, quien siguió la última jornada de alegatos ante la Corte de La Haya en el Palacio de La Moneda junto a ministros y legisladores, destacó la vigencia del Tratado de 1904 y enfatizó que “no existen asuntos limítrofes pendientes” entre Chile y Bolivia.
Santiago.- El Presidente de la República, Sebastián Piñera, reiteró que no existen asuntos limítrofes pendientes entre Chile y Bolivia debido a la plena vigencia del Tratado de 1904 y señaló que en el juicio ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya no están en riesgo “ni el territorio, ni el mar, ni la integridad, ni la soberanía de nuestro país”.

El Jefe de Estado siguió en vivo la jornada final de alegatos desde el Palacio de La Moneda acompañado del Ministro (s) de Relaciones Exteriores, Hernán Larraín; del Ministro de Interior y Seguridad Pública, Andrés Chadwick; del Ministro de la Secretaría General de la Presidencia, Gonzalo Blumel; del Ministro de Desarrollo Social, Alfredo Moreno; y de un grupo transversal de legisladores, incluyendo al senador PS José Miguel Insulza, el RN Manuel José Ossandón, entre otros.

“Bolivia debe aprender a no confundir sus aspiraciones con derechos, y mucho menos, pretender que sus aspiraciones generen obligaciones para Chile”, dijo el Presidente en una declaración en el Salón de Audiencias, y agregó que Bolivia no logró probar que Chile tuviera una obligación de negociar. “Chile ha realizado un riguroso y exhaustivo examen de los hechos y del derecho, demostrando con meridiana claridad que la demanda boliviana se basa sólo en argumentos aspiracionales de ese país, que a partir de ello intenta construir una supuesta obligación de negociación de Chile, que no existe ni tiene sustento jurídico alguno”.

El Mandatario destacó los beneficios tributarios, aduaneros y de gratuidad en el almacenaje que Chile le ha otorgado voluntariamente a Bolivia y que permiten que hoy “la inmensa mayoría del comercio boliviano” salga al mundo a través de puertos chilenos.

El Presidente Piñera agradeció la labor del canciller Roberto Ampuero, de los agentes y del equipo de abogados de Chile ante La Haya por defender con claridad y firmeza la posición chilena, basada en la historia, el derecho internacional y el Tratado de 1904.

“Chile está unido en esta causa porque es una causa justa. Tenemos la historia, la razón y el derecho de nuestra parte. Puedo asegurar a mis compatriotas que este Presidente, al igual como lo han hecho mis antecesores, y con el apoyo y la unidad de todos los chilenos, defenderá con firmeza y convicción nuestro territorio, nuestro mar, nuestra integridad territorial y nuestra soberanía”, concluyó el Mandatario.

Tras la declaración, el Presidente sostuvo una videoconferencia con el canciller Ampuero y el agente chileno ante La Haya Claudio Grossman para evaluar el cierre de los alegatos.