El Presidente de la República, Sebastián Piñera, lideró la primera mesa de trabajo por la salud en El Palacio de La Moneda, que contó con un grupo transversal de parlamentarios, ministros, subsecretarios, alcaldes y expertos en el área.

Santiago.- En el contexto de los cinco acuerdos nacionales anunciados por el Mandatario, el de salud debe dar sentido a una transformación más profunda del sistema de atención.

Posterior a la reunión, el Jefe de Estado aseguró que los integrantes del grupo de trabajo están demostrando que tienen voluntad de diálogo, acuerdos y colaboración.

“Quiero reiterar también la importancia que tiene el diálogo, la búsqueda de acuerdos, la colaboración y la buena voluntad para no solamente la política, sino que para la calidad de vida de nuestro país”, dijo el Mandatario.

El grupo de trabajo tiene por misión aportar ideas, enriquecer las propuestas y ayudar a implementar una nueva política en materia de salud en Chile y trabajar para impulsar un nuevo modelo con el fortalecimiento de la Subsecretaría de Redes Asistenciales y la modernización de los métodos de gestión de los Servicios de Salud.

“Los chilenos esperan de sus autoridades que nos unamos para resolver sus problemas, y qué mejor que unirnos para dar una salud más oportuna, más digna y de mayor calidad a todos nuestros compatriotas”, aseguró el Jefe de Estado.

El Presidente planteó que se impulsará la telemedicina para acercar virtualmente los médicos especialistas a los pacientes especialmente en los lugares remotos, un nuevo seguro de salud, reducir las listas y tiempos de espera y abaratar los costos de los medicamentos.

Este anuncio viene a complementar el reciente envío al Congreso de indicaciones a la Ley de Fármacos II, con el objetivo de bajar los precios de los medicamentos.

Agregó que es fundamental modernizar el sistema de Isapres y Fonasa, para eliminar las discriminaciones en precios en contra de mujeres, adultos mayores y enfermos. En Chile, 14 millones de personas están afiliadas a Fonasa, mientras que poco más de 3 millones se encuentran aseguradas en una Isapre. En el sector público, las listas de espera para una atención de especialidad rondan los 2 millones de personas.

El grupo de trabajo se reunirá todos los lunes y tendrá un plazo de 90 días para entregar el informe final con sus propuestas.