El Mandatario dio inicio al Plan Código Azul, una iniciativa que duplica los servicios para proteger la vida de las personas en situación de calle en los días de más bajas temperaturas y temporales.

Santiago.- El plan ampliará la oferta actual de atención en las regiones de Coquimbo, Valparaíso, Metropolitana y Biobío, donde se concentra la mayor cantidad de personas fallecidas durante el invierno.

La iniciativa fue lanzada iluminando de azul la Parroquia de la Santa Cruz en Estación Central, uno de los refugios que se activan con el Código Azul. El programa abarca la incorporación al Plan de Invierno Noche Digna de refugios, operativos móviles para ayudar a las personas en situación de calle y de móviles para su traslado.

“Estoy convencido de que este invierno, igual como lo hemos demostrado cada vez que las catástrofes o la adversidad han golpeado a nuestro país, vamos a poder demostrar nuestro cariño, nuestra solidaridad, nuestro respeto por todos y, especialmente, por lo que más lo necesitan, los más vulnerables, los que arriesgan a morir de frío”, dijo el Mandatario, quien estuvo acompañado por el Ministro de Desarrollo Social, Alfredo Moreno; por el Ministro de Salud, Emilio Santelices; y por el Subsecretario de Servicios Sociales, Sebastián Villarreal.

Chile es el primer país latinoamericano en implementar este plan, que ha tenido gran éxito en Estados Unidos y Europa.