El Presidente Sebastián Piñera firmó el Proyecto de Ley de Transparencia y Probidad, que amplía el acceso a información de organismos públicos y fortalece la institucionalidad.
Santiago.- El acto se realizó al inaugurar el seminario del Consejo para la Transparencia con motivo de los 10 años de la promulgación de la Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública.

“Contiene perfeccionamientos a la Ley de Transparencia actual, a la luz de la experiencia de los últimos 10 años, a la luz de la aplicación de esa ley y de la jurisprudencia que ha emanado del Consejo para la Transparencia de los Tribunales de Justicia, por supuesto escuchando muy atentamente los planteamientos que nos han hecho los ciudadanos”, dijo el Mandatario, quien firmó la iniciativa junto con acompañado el Ministro Secretario General de la Presidencia, Gonzalo Blumel, y el Ministro de Justicia y los Derechos Humanos, Hernán Larraín.

La iniciativa amplía el ámbito de la exigencia de transparencia a nuevos organismos públicos como las corporaciones y asociaciones municipales, el Congreso Nacional, el Tribunal Constitucional, el Ministerio Público, la Contraloría General de la República, el Banco Central, el Servicio Electoral, el TRICEL y la Corporación Administrativa del Poder Judicial.

En ese contexto, el Jefe de Estado recalcó el establecimiento de un nuevo organismo que permita continuar con el desarrollo de la transparencia en la información pública: “El proyecto contempla la creación de una Comisión de Transparencia del Estado, a cargo de la Secretaría General de la Presidencia, encargada de generar y actualizar el Portal de Transparencia, que asegure a todos los ciudadanos un acceso rápido, simple y desformalizado a la información”.

El Presidente dijo que los avances en materia de transparencia buscan que en Chile ninguna autoridad relevante, que ejerce el poder público e influye en la calidad de vida de las personas, quede ajena a los principios de probidad y transparencia.

Además, en el encuentro el Mandatario destacó la labor del Consejo para la Transparencia, junto con sostener la importancia de perfeccionar este organismo: “Se fortalecen así las instancias de reclamo ante el Consejo para la Transparencia, estableciendo los plazos más adecuados y entregándole nuevas facultades de solución de conflictos, que acercan la probidad y la transparencia a todos los chilenos”.