Santiago.- La Asociación de Radiodifusores de Chile, Archi, condena la reciente agresión contra 5 periodistas a la salida del Te Deum Evangélico y manifiesta su total solidaridad con los profesionales atacados y los medios de comunicación a los cuales representan.

Esta violenta acción contra ellos -que no representa a la Iglesia Evangélica- no solo empaña la labor que día a día desarrollan, sino que ataca directamente la libertad de expresión del país y de los medios de comunicación.

Hechos como estos no contribuyen al ejercicio pleno de las funciones que desempeñan los profesionales de las comunicaciones, razón por la cual hacemos un llamado a la comunidad para promover una sana convivencia y fomentar el justo derecho de vivir en una sociedad libre y bien informada.