El Presidente Sebastián Piñera dio inicio al plan “La Legua sin muros”, iniciativa que busca la integración de este sector de la comuna de San Joaquín con el resto de la ciudad, mediante un plan de regeneración urbana que mejorará las condiciones de vida de los vecinos.
Santiago.- “No solamente estamos botando los muros físicos, sino que también estamos empezando a botar los muros de la pobreza, de la segregación, de la estigmatización, muros que durante tanto tiempo han afectado la calidad de vida de los habitantes de La Legua, dijo el Presidente acompañado de los ministros del Interior, Andrés Chadwick, de Vivienda y Urbanismo, Cristián Monckeberg, y del alcalde de San Joaquín, Sergio Echeverría.

En esta oportunidad se botaron cinco muros ubicados en la zona de calle Mataveri, terminando con los pasajes ciegos del lugar.

El plan, además, contempla la instalación de dependencias de la PDI en viviendas de La Legua con el objeto de realizar un trabajo comunitario y de integración. “Vamos a instalar una unidad de la Policía de Investigaciones Comunitaria, con personal especializado, asistentes sociales, psicólogos, para que se puedan integrar con la comunidad y puedan ayudar a que esta comunidad progrese”, agregó el Mandatario con una de las calles recién abiertas de fondo.

Esta iniciativa también contempla el inicio de una mesa intersectorial para coordinar con los vecinos las futuras acciones a tomar en el lugar.

“Tenemos un plan de regeneración de la población La Legua, que nos va a permitir devolverle a “La Legua” la alegría de vivir, los servicios básicos, las áreas verdes, los lugares para practicar deporte”, señaló el Jefe de Estado.