Kirsten Bauer Birker
Docente de Tecnología Médica
Universidad San Sebastián, Sede De la Patagonia.

¿Mi hijo usa drogas? Más de alguna madre se ha hecho esta pregunta alguna vez. Y es que el uso de drogas o alcohol en niños y adolescentes ha crecido de manera alarmante, llegando incluso a provocar daños neurológicos, en algunas ocasiones.

En este contexto, ¿existe algún examen que pueda demostrar algún tipo de daño cerebral por uso de drogas? Sí. Se trata del SPECT Cerebral.

Puerto Montt cuenta con un Centro de Medicina Nuclear que realiza este estudio que mide la función cerebral, el cual utiliza una técnica segura, no invasiva que mide la actividad neuronal por medio del flujo cerebral.

El SPECT (Single Phonton Emission Computed Tomographie) cerebral trata de una exploración que se realiza en forma ambulatoria. El paciente, media hora previo al estudio, deberá mantenerse en una atmósfera tranquila, sin estímulos de luz y ruidos en donde se le canaliza una vena del brazo por la cual posteriormente se le inyecta el radioisótopo (medicamento que se fija en el cerebro, cuya dosis es ajustada según la edad y peso del paciente).

Una vez administrado el medicamento, que no tiene contraindicaciones ni riesgo de reacciones adversas, se espera un tiempo oportuno para poder iniciar el registro de la emisión gamma, que se realiza con un equipo que se llama Gamma Camara.

Con la Gamma Camara se analiza la captación del flujo cerebral, obteniendo con el análisis de la adquisición imágenes tridimensionales del cerebro.

El SPECT cerebral es una técnica compleja que permite obtener imágenes sobre el funcionamiento de diferentes regiones cerebrales y gracias a ello podemos evaluar defectos, ya sean agudos o crónicos, por el uso de drogas.

El consumo de drogas frecuentemente daña la zona frontal de nuestro cerebro, zona que constituye nuestro centro de tareas ejecutivas y conducta social.

El SPECT cerebral no es la solución del problema, pero si la respuesta si es que hay o no daño cerebral por el uso de drogas.