Santiago.- A un mes de iniciadas las movilizaciones por demandas sociales en el país, periodo en el que se decretó Estado de Emergencia Constitucional entre el 18 y 28 de octubre, el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) realizó un balance de la actuación de los agentes del Estado, señalando que “la situación es grave y que se han violado los derechos humanos, de acuerdo a los casos que hemos conocido, denuncias recibidas y querellas presentadas”.

Los casos más graves son cinco homicidios, de los cuales tres fueron cometidos por funcionarios del Ejército, uno por un infante de marina y otro por carabineros, contra quienes se presentaron las querellas pertinentes. Se interpusieron también acciones por siete casos en los que los hechos configuraron el delito de homicidio frustrado. En total son 345 las querellas interpuestas en favor de 506 personas representadas por el INDH.

De las querellas, 245 corresponden al delito de torturas y en específico, 58 de ellas tienen connotación sexual. Son comunes también los casos de personas con lesiones graves y gravísimas, quienes presentan heridas por balines, golpes de puños, patadas, y lumas en el contexto de las detenciones, por quienes se han presentado 13 acciones legales.

El INDH ha estado en 79 comisarías y 56 centros de salud, donde constató directamente la cifra de 6.362, personas detenidas y de 2.381 heridas, respectivamente. Sobre estas últimas destacan la alta cifra de 217 heridos por disparos de perdigones en sus ojos, siendo el más grave el del estudiante de sicología que fue impactado en ambos globos oculares.

El Instituto se hizo presente también en 158 manifestaciones, para resguardar el legítimo derecho manifestarse pacíficamente y para observar la correcta aplicación de los procedimientos policiales.

El director Sergio Micco, dijo además que esperamos que “estemos iniciando una nueva etapa en que el respeto a los derechos humanos cobre plena vigencia”.