Tras una investigación de 9 meses, y en un operativo en conjunto donde participaron aviones y lanchas navales, se logró decomisar 4,2 toneladas de marihuana en cercanías a las costa de Caldera.

Caldera.- “Un golpe histórico para el narcotráfico en Chile”, así se definió el operativo que realizó la Armada de Chile junto a la Policía de Investigaciones de la región de O’Higgins al decomisar una embarcación extranjera a 175 millas náuticas, lo equivalente a cerca de 320 kilómetros, de la costa de Caldera.

El Fiscal Regional (s) de O’Higgins, Javier Von Bischoffshausen, reveló que se manejaba información de que la droga que se estaba distribuyendo en Rancagua provenía en parte de un proveedor de la región de Coquimbo, por lo que “en virtud del trabajo investigativo en conjunto con la Policía de Investigaciones y la Armada de Chile, logramos determinar que a través de una embarcación de origen colombiano se haría la entrega de una gran cantidad de droga”.

Fue el Director de Seguridad y Operaciones Marítimas, Contraalmirante Litoral Eric Solar, quien entregó los detalles del operativo. “Hicimos un tremendo esfuerzo y un rastreo para alcanzar el objetivo, no solamente con nuestras patrulleras, sino que también con aeronaves de exploración aeromarítima de la Armada de Chile. Y fue precisamente una de ellas, la que detectó al noroeste de Coquimbo a la embarcación extranjera. Posterior a eso, la patrullera ‘Coquimbo’ efectuó el abordaje, encontrando 6 tripulantes colombianos, además de 4,2 toneladas de marihuana ‘cripy’”.

Por su parte la Subsecretaria de Prevención del Delito, Katherine Martorell, resaltó el importante trabajo en conjunto que realizaron Armada y PDI, gracias a la coordinación del Ministerio Público. “Ésta es la incautación más grande de la historia de Chile. El golpe que hoy se ha dado al narcotráfico es muy grande y quisiera señalar que la coordinación entre las instituciones es vital para este tipo de logro, sobre todo en la macro zona norte donde trabaja la Dirección del Territorio Marítimo y de Marina Mercante (DIRECTEMAR) junto con el Ministerio Público, resguardando nuestra frontera”.

Mantorell puntualizó también en lo relevante que es cuidar las fronteras, asegurando que “así como debemos cuidar la frontera terrestre, nuestro mar también es acceso para la droga y, por lo tanto, hay que cuidarlo. Por eso es tan importante este tremendo golpe que hoy han dado las instituciones chilenas”.

Oportunidad en que el Contraalmirante Eric Solar agradeció a todo el personal que participó mencionado que “sin la gente preparada y profesional no hubiésemos obtenido el resultado que tenemos ahora”.

Cabe destacar que esta investigación, aún en curso, lleva 9 meses operativa y en el caso de la Armada de Chile fueron parte del decomiso Personal de la Policía Marítima de la Gobernación Marítima de Coquimbo, el Grupo de Respuesta Inmediata (GRI), Lanchas Patrulleras y Aviones Navales.