TEMUCO, 23/11/19.- En base a perfiles de riesgo y la experiencia de los fiscalizadores, el Servicio Nacional de Aduanas logró interceptar un vehículo cuyos ocupantes ocultaban un cuantioso contrabando de más de 34 kilos de marihuana prensada.

Este procedimiento ocurrió cuando una pareja de viajeros extranjeros se presentó con su automóvil a control en el paso fronterizo Pino Hachado, Región de la Araucanía. F.B.G., de 55 años, y M.G.B.P., de 21, ambos de nacionalidad paraguaya, pretendían llegar hasta Puerto Montt para supuestamente concretar unos negocios relacionados a la compra de salmones.

Sin embargo, tras una primera entrevista surgieron la primeras alertas para los funcionarios de la Aduana Regional de Talcahuano que estaban realizando el control, por lo que decidieron realizar una revisión más exhaustiva del vehículo a través del uso del fibroscopio, una de las tecnologías no invasivas con que cuenta el Servicio.

Las imágenes entregadas por esta herramienta de fiscalización permitió descubrir, en una primera instancia, que entre la puerta trasera izquierda había unos paquetes sospechosos. Con este nuevo indicio se procedió a revisar el resto del auto marca Toyota, detectándose más paquetes dentro de un compartimento en la parte del maletero y bajo el tablero principal.

En total se hallaron 49 paquetes con marihuana prensada envueltos en globos de colores, correspondientes a 34 kilos 269 gramos. Se trata de uno de los procedimientos de droga más cuantiosos realizado por Aduanas en el paso fronterizo Pino Hachado.

Para el Director Regional de la Aduana de Talcahuano, Claudio Cid, “este procedimiento es muy relevante porque responde a las estrategias que tenemos como Servicio para detectar el ingreso ilegal de drogas a lo largo de todo Chile. Como las rutas van variando constantemente, siempre debemos estar alertas y preparados para poder detectar este tipo de contrabandos, para lo que es clave la experiencia de los fiscalizadores y las capacitaciones que reciben”.

Una vez informada la Fiscalía de Curacautín, se instruyó que la droga, los sospechosos y todos los medios de prueba fueran entregados a la Brigada Antinarcóticos de la Policía de Investigaciones de Temuco, quienes avaluaron la droga en $170 millones y continuarán con la diligencias que corresponden.