Puerto Montt, 27-11-2019.- Las eficiente y oportuna gestión del Servicio Nacional de Aduanas, en coordinación con la Armada y el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), permitió que el crucero Silver Explorer pudiera recalar en la comuna de Cochamó, en la zona del estuario de Reloncaví, Región de Los Lagos, tras 4 días de navegación.

La nave con 122 pasajeros y 110 tripulantes había zarpado desde Valparaíso el sábado 23 de noviembre y según itinerario debía atracar en el puerto de Corral, Región de Los Ríos, pero una tempestad le impidió hacerlo. Luego su ruta contemplaba arribar a Puerto Montt, pero nuevamente el paro portuario no permitió hacerlo.

Dado que los pasajeros norteamericanos y europeos eran personas sobre los 50 años, gran parte de ellos de la tercera edad, que estaban presentando una serie de molestias de salud luego de 4 días sin poder descender –como fuertes mareos-, la empresa a cargo de la operación del crucero acudió a las instituciones fiscalizadores para concretar la recalada alternativa.

Tras una serie de gestiones ante la Aduana de Puerto Montt, la Dirección General del Territorio Marítimo (DGTM) y el SAG, el crucero pudo finalmente recalar en la comuna de Cochamó este martes 26 y desembarcar a todas las personas en una rampa a través de botes zodiac y tener la oportunidad de realizar algunas excursiones en los alrededores.
Para concretar el desembarco y los procesos de fiscalización, la Aduana puertomontina debió habilitar temporalmente y por fuerza mayor una Zona Primaria, que es el espacio de mar o tierra donde se pueden realizar este tipo de operaciones y que debe quedar bajo jurisdicción aduanera para cumplir con la normativa chilena.

El Director Regional de la Aduana de Puerto Montt, Pablo Elvenberg, destacó que “el oportuno y coordinado trabajo entre las instituciones públicas fiscalizadoras encabezadas por Aduanas, a través de nuestros funcionarios que debieron trasladarse a primeras horas de la mañana, dando una alternativa de desembarco y de turismo local a los viajeros extranjeros”.

Agregó que “el objetivo fue facilitar el arribo del crucero, especialmente debido a razones de salud, sin descuidar el trabajo de fiscalización que debemos realizar en este tipo de operativos, por lo que se realizaron todos los controles que correspondían en la rampa de desembarco y en este tipo de condiciones especiales”.
Luego del desembarco y de visitar el valle de Cochamó, el crucero Silver Explorer pudo continuar sin mayores inconvenientes con su itinerario previsto hacia Castro, Puerto Natales y Punta Arenas.