Lograr la eliminación de la carga bacteriológica en el agua gracias a una tecnología basada en un recurso renovable como la radiación solar, es uno de los principales beneficios de un novedoso sistema de tratamiento para aguas residuales contaminadas creado por el profesor y académico de la Universidad del Bío-Bío, Pedro Cisterna Osorio.

El investigador, que recientemente obtuvo la patente otorgada por el Instituto Nacional de Propiedad Industrial – INAPI que acredita su invento, explica que la tecnología consiste en un sistema de tratamiento de aguas residuales contaminadas con coliformes fecales y bacterias patógenas, mediante el uso de la radiación solar ultravioleta de origen natural, el cual optimiza el potencial de uso de energías disponibles en el entorno y aumenta el poder desinfectante rspecto a los métodos de tratamientos convencionales.

En palabras simples, se trata de un canal con base trapecial, fabricado con material reflectante, en ambos costados va una aleta y un panel reflectante espejo al cual llega la radiación que reflejan las paredes basales y las aletas del canal, lo que aumenta la radiación neta al interior del sistema de desinfección y su respectiva eficiencia de eliminación bacteriológica.

El investigador destaca que la eficiencia que se alcanza con este sistema es superior a 84% en la eliminación de coliformes totales, para tiempos de residencia hidráulico (TRH) de 90 minutos; alcanzando eficiencias por sobre 95% para TRH de 210 minutos, por lo que las aguas residuales tratadas mediante este sistema alcanzarán concentraciones de coliformes que dan cumplimiento de acuerdo a la normativa vigente.

Además este sistema de tratamiento para aguas residuales contaminadas presenta grandes ventajas en materia de sustentabilidad ambiental ya que además de mejorar la calidad de las aguas residuales tratadas para devolverlas a los cuerpos de agua, asegura la reutilización en distintos tipos de procesos, disminuyendo los costos que implicaría utilizar nuevas fuentes de agua y su posterior tratamiento.

El Director del Departamento de Ingeniería Civil y Ambiental de la UBB, Patricio Álvarez, destacó que “el sistema desarrolla una tecnología que es particularmente aplicable en el mundo rural, territorio donde el acceso al agua y los recursos pecuniarios son escasos. El desarrollo del Dr. Cisterna simplifica el proceso tratamiento de aguas servidas, abarata la construcción, mantención y operación de la infraestructura necesaria para dicho propósito, por lo que constituye un ejemplo claro del compromiso de nuestro departamento con la atención de las necesidades de las personas”.

Una de las grandes ventajas de esta tecnología que utiliza un recurso renovable como es la radiación solar, de ilimitada disposición y de muy bajo costo, es que no genera residuos, ni requiere de productos químicos elaborados, lo que favorece enormemente la gestión ambiental y sustentabilidad del proceso.