“Tenemos la convicción de que el uso del agua es también un derecho humano. Una instalación minera o una plantación de paltos no puede tener mayor derecho que un ciudadano a este elemento vital”, expresó Rodrigo Caramori, líder del regionalismo.
Santiago.- Luego que doce senadores de Chile Vamos rechazaran el proyecto de ley que consagraba el agua como bien nacional de uso público, el presidente del PRI, Rodrigo Caramori, lamentó la actitud de los legisladores oficialistas tomando en cuenta que se trata de un tema fundamental dentro de la discusión de la nueva Constitución.

“Con mucho respeto, responsabilidad y altura de miras, especialmente con nuestros socios de coalición que piensan distinto, anunciamos que el tema del agua lo volveremos a plantear en el debate constitucional que se aproxima, donde el PRI, como partido de Chile Vamos, participará con muchas ganas y un profundo sentido país al poner sobre la mesa importantes temas como el derecho y acceso al agua para todos y cada uno de los chilenos”, declaró el dirigente.

“Si bien desde el PRI creemos que se debe respetar siempre el derecho a la propiedad privada, también tenemos la certeza que este recurso natural para la vida no puede quedar al servicio de unos pocos, lo cual era importante establecerlo como garantía constitucional. En ese sentido, tenemos la convicción que aquello es también un derecho humano. Una instalación minera o una plantación de paltos no puede tener mayor derecho que un ciudadano a este elemento vital”, agregó.

Caramori recordó, además, que “desde hace meses junto a nuestro expresidente del partido, Hugo Ortiz De Filippi, dijimos en el Comité Político en La Moneda lo apremiante que era esta situación y que se debían hacer importantes cambios en una serie de legislaciones y adoptar medidas urgentes y profundas en materia de agua”.

“Sabemos que nuestro Gobierno ha estado trabajando en distintas medidas a adoptar, como la campaña ‘Chile se está secando’. Sin embargo, lamentamos no se haya podido profundizar la discusión en el Senado y se haya rechazado la idea de legislar en este sentido, en cuanto a un cambio constitucional, y así mencionar en nuestra Carta Fundamental el acceso y uso del agua como bien de uso público”, insistió.

“Para el PRI el tema de la sequía ha sido una preocupación constante. Más aún con nuestro carácter de partido regionalista, donde han sido las regiones las más afectadas con este lamentable hecho del cambio climático”, concluyó el líder de la colectividad.