Las radioemisoras nacionales agrupadas en Archi viven un momento muy complicado a causa del avance del Covid-19 en Chile, situación que para el Partido Regionalista Independiente (PRI) requiere una intervención directa del Estado, por medio del Gobierno del Presidente Sebastián Piñera.

“Una inmensa mayoría de las radios están funcionando por debajo la línea de flotación en cuanto a sus costos. Es decir, trabajan con pérdidas diariamente”, dice con preocupación Rodrigo Caramori, timonel de la colectividad.

“Para nadie es un misterio el tremendo aporte social que realizan las emisoras para nuestra población. Es por eso, y teniendo presente que uno de los fundamentos principales y columna vertebral de nuestro partido es el regionalismo y la descentralización, es que hacemos un llamado a nuestro Gobierno para que apoye con mayor decisión y determinación a todas las radios del país”, enfatizó.

Caramori destacó, además, que “se está llevando a cabo una importante campaña de información y difusión en materia sanitaria, por lo cual es vital que se trate de incluir a las radios a lo largo de las 16 regiones del país, de manera que se les entreguen recursos y puedan transmitir los mensajes emanados del Ministerio de Salud y del Gobierno en general”.

“Son las radios las que llegan a toda la ciudadanía, incluso más allá de la televisión, y ni hablar de las estaciones donde llega la internet, especialmente en sectores retirados del radio urbano”, insistió.

“Por lo tanto, el llamado es claro y directo: llamamos al Ejecutivo a meterse la mano al bolsillo y apoyar con decisión a todas las radios del país”, concluyó el líder del regionalismo.