La iniciativa permitirá entregar préstamos con garantía estatal por hasta US$24 mil millones. Beneficiará al 99,8% de las empresas del país.
Santiago.- El Presidente de la República, Sebastián Piñera, puso en marcha este martes la ley de capitalización por US$3 mil millones del Fondo de Garantías para Pequeños Empresarios (Fogape) de BancoEstado, lo que permitirá estimular créditos preferenciales a empresas para atravesar la pandemia global de coronavirus.

La iniciativa permite entregar préstamos con garantía estatal por hasta US$24 mil millones y beneficiará al 99,8% de las empresas del país, que proveen el 84% del empleo.
“Frente a estas graves amenazas, el Estado ha asumido un rol de protección y estamos creando una red de protección para ayudar y acompañar a todos nuestros compatriotas en estos difíciles tiempos que estamos viviendo. Esta red de protección busca proteger la salud y la vida, pero también busca proteger los empleos, los ingresos, las empresas, la calidad de vida de todos nuestros compatriotas”, sostuvo el Presidente en un acto en el Palacio de La Moneda en el que estuvo acompañado por los ministros de Hacienda Ignacio Briones; del Trabajo María José Zaldívar, y Economía, Lucas Palacios, además de representantes de diferentes gremios de la pequeña y mediana empresa.

La medida forma parte del plan de protección de la actividad económica que ha llevado adelante el gobierno y busca entregar liquidez a las empresas para que puedan cubrir sus necesidades de capital de trabajo durante la pandemia de coronavirus y que incluye pago de salarios, arriendos, suministros y otros.

Gracias a la nueva ley podrán acceder a esta línea de crédito todas las micro, pequeñas, medianas y grandes empresas con ventas anuales menores a 1 millón de UF, totalizando 1,3 millones de compañías y emprendedores.

“Detrás de cada micro, pequeña y mediana empresa hay un rostro, hay una familia, está el esfuerzo de toda una vida, hay un proyecto y un sueño de futuro que, sin duda, merece ser apoyado en estos difíciles momentos que vivimos como sociedad. Y por eso les digo a todos los micro, pequeños y medianos empresarios de nuestro país, no van a estar solos en estos tiempos difíciles, los vamos a acompañar, los vamos a apoyar, los vamos a ayudar a ponerse de pie y volver a camina”, destacó el Mandatario.
El crédito tendrá una tasa nominal anual equivalente a la Tasa de Política Monetaria del Banco Central, que se encuentra en 0,5%, más un 3% adicional. En las actuales circunstancias, esto equivale a una tasa de interés real cercana a 0%.

El Estado será garante, además, de un porcentaje del crédito según las ventas anuales de la empresa, llegando al 85% en las compañías de 0 a 25 mil UF; 80% en las empresas de entre 25 mil UF y 100 mil UF; 70% en las firmas con ventas de entre 100 mil y 600 mil UF; y 60% para las empresas que se ubican entre 600 mil y 1 millón de UF.
La línea de crédito tendrá seis meses de gracia y se pagará en cuotas durante un período que irá entre 24 y 48 meses.

Para las empresas que suscriban la línea de crédito Covid-19, además, los bancos postergarán cualquier amortización de otros créditos preexistentes por al menos 6 meses, de forma tal de aliviar la carga financiera en este difícil momento por el que atraviesa el país.

En el cierre de su discurso el Presidente volvió a destacar la necesidad de la unidad para superar la pandemia global de coronavirus y sus consecuencias económicas: “Juntos y unidos nos pondremos de pie y volveremos a caminar”.