Su presencia en el área se enmarcó en el actual Estado de Excepción Constitucional de Catástrofe.

Chiloé. La fragata “Almirante Riveros”, navegó por estos días el área de la Isla grande de Chiloé, jurisdicción de la Quinta Zona Naval, brindando apoyo al control y fiscalización marítima para contribuir a la mantención del cordón sanitario alrededor de la Isla.

Como precisó el Jefe de Operaciones de la “Riveros”, Capitán de Corbeta Alejandro Reinoso, su presencia en el área se enmarcó en el actual Estado de Excepción Constitucional de Catástrofe “nos encontramos en el puerto de Castro en apoyo a la Quinta Zona Naval, en todo lo que respecta a la fiscalización, vigilancia y control de las naves y embarcaciones con el propósito de verificar que se cumpla el cordón sanitario establecido en la zona producto de la pandemia COVID-19”.

Del mismo modo, el Oficial agregó que el apoyo fiscalizador tiene como fin mitigar la propagación del COVID-19 en el Archipiélago de Chiloé. “Ponemos especial énfasis en retransmitir a las embarcaciones fiscalizadas, las labores y acciones de autoprotección para evitar el contagio y propagación del Covid–19, medidas que fueron bien recibidas”.

FRAGATA FF-18 “ALMIRANTE RIVEROS”
La Fragata “Riveros” es parte de la Escuadra Nacional, su nombre es en honor al Contraalmirante José Galvarino Riveros Cárdenas, oriundo de Curaco de Vélez, Comandante de la Escuadra chilena durante la Guerra del Pacífico.

Es una fragata multipropósito y sus principales roles entre otros son el abordaje y registro de buques, además de prestar apoyo ante catástrofes humanitarias y naturales.

QUINTA ZONA NAVAL
Desde que comenzó el Estado de Excepción Constitucional de Catástrofe en la Región de Los Lagos, y específicamente desde que el pasado 26 de marzo se estableció el cordón sanitario para el Archipiélago de Chiloé, la Quinta Zona Naval, a través de sus Gobernaciones Marítimas de Puerto Montt y de Castro se aboca a tareas de resguardo con un total de 287 efectivos y 14 Unidades navales, marítimas y aeronavales, desplegados por turnos en 5 puntos de control, donde se ha fiscalizado a la fecha más de 112.000 personas y más de 67.000 vehículos.