El mediodía de este jueves se concretó la entrega oficial del mejoramiento de las oficinas que el Servicio Nacional de Aduanas utiliza dentro de las dependencias de la Empresa Portuaria de Puerto Montt (Empormontt), en la capital de la Región de Los Lagos.
El Director Regional de la Aduana de Puerto Montt, Pablo Elvenberg, recibió de parte del Gerente General de Empormontt, Alex Winkler, las remozadas dependencias que serán usadas por las funcionarias y funcionarios que controlan los flujos el comercio exterior y cuyo trabajo de desarrolla los 7 días a la semana.

“Se trata de un hito en lo relacionado con la cooperación público-privada, entregando nuevas instalaciones que se destinarán a la Unidad de Fiscalización de Drogas y Delitos Conexos y parte de la Unidad de Tráfico Ilícito dentro de la Zona Primaria del puerto, con una dotación combinada de seis funcionarios que utilizarán estas nuevas instalaciones, y que va en la línea del desarrollo de alianzas estratégicas con socios públicos y partes interesadas dentro del marco de acción de nuestro servicio, siempre en sintonía con el Plan Estratégico de nuestro servicio en el ámbito de la gestión de personas, infraestructura y soporte”, destacó la autoridad de Aduanas.

Alex Winkler, Gerente General de Empormontt, sostuvo “Nuestro compromiso fue cumplirles de la mejor manera posible, la verdad que nosotros lo hacemos con agrado y espero que aquí puedan trabajar más cómodos y en mejores condiciones, con mejor calefacción y aislación, sobre todo en esta zona del país, incorporando un moderno sistema de calefacción central e iluminación led, de acuerdo a los estándares definidos normativamente en el área la seguridad y salud ocupacional”.

Los 120 metros cuadrados de las dependencias destinadas a Aduanas fueron remodeladas por la empresa estatal puertomontina con una inversión de 20 millones de pesos, para dotarlas de mejores condiciones y estándares de habitabilidad.

Jorge Blake, ingeniero de Proyectos de Empormontt dijo “la verdad que más que una remodelación, se conservó prácticamente la cáscara del edificio original qué se le hizo una losa completa y se cambió el layout por una forma, como se solicitó por parte de Aduana, de tener un recinto abierto, como una planta libre, una zona de recepción, una oficina privada para el jefe del servicio, una sala de reuniones, una bodega y un casino apropiado para que la gente pueda almorzar o descansar en sus horario libres”

A través de los trabajos, que tuvieron un tiempo de ejecución de aproximadamente 4 meses, también se mejoró la iluminación, instalaciones eléctrica y de redes en todos los recintos; se instaló sistema de calefacción central, señalética de seguridad y extintores.