El Mandatario también destacó que más de 550 mil personas han solicitado los Préstamos Solidarios del Estado y han sido aprobados.
Santiago.- Este viernes en el Palacio de La Moneda, el Presidente Piñera valoró el desarrollo del Plan de Protección Clase Media, un paquete de medidas que busca cuidar los ingresos y empleos de las familias frente a la pandemia de Covid-19.

“A 10 días hábiles de haberse publicado la ley que creó el Plan Reforzado de Protección de la Clase Media más de un millón de personas ya han recibido el Bono Clase Media por un monto de 500 mil pesos, y más de 550 mil personas han solicitado los Préstamos Solidarios del Estado y han sido aprobados”, anunció el Jefe de Estado, que estuvo acompañado por la Primera Dama, Cecilia Morel; el Ministro de Hacienda, Ignacio Briones y la Ministra de Desarrollo Social, Karla Rubilar.

El universo de potenciales beneficiarios del bono está en torno a 1,6 millones de personas. El beneficio no reembolsable, por hasta $500 mil, está destinado a trabajadores que hayan tenido una disminución de sus ingresos de 30% o más, como consecuencia de la emergencia sanitaria.

Este aporte se puede solicitar en el sitio web del Servicio de Impuestos Internos (SII) hasta el 31 de agosto. Los trabajadores cuyo promedio mensual de rentas en 2019 haya sido igual o superior a $400 mil e igual o inferior a $2.000.000 podrán recibir un bono de hasta $500 mil, si cumplen los requisitos.

“La Red de Protección Social permite proteger, ayudar y llevar alivio a más de 14 millones de personas, lo que significa que esta red abarca o cubre a tres de cada cuatro chilenos”, explicó el Mandatario enfatizando que “la clase media ha estado siempre en las prioridades y en los compromisos de nuestro Gobierno”.

Al préstamo pueden acceder voluntariamente todas aquellas personas que cumplan con los mismos requisitos que se necesitan para acceder al Bono, con la excepción de que el Préstamo Solidario también podrá otorgarse a personas que hayan obtenido ingresos formales promedio mensuales en 2019 por sobre $2 millones.

Consiste en un préstamo blando otorgado por el Estado, entrega que busca aliviar la carga económica de las familias, cubriendo las caídas de sus ingresos formales hasta por 3 meses adicionales a la entrega del Bono. El préstamo no tiene tasa de interés (solo se reajusta por IPC) y tendrá un plazo de 4 años para pagarse, con un año de gracia.

El préstamo podrá ser solicitado hasta en 3 meses distintos, continuos o discontinuos, entre el 8 de agosto y diciembre de 2020. Excepcionalmente, quienes no accedan al Bono, podrán solicitar el préstamo solidario por un mes adicional (es decir hasta por 4 meses en total).

El préstamo permitirá cubrir hasta un 70% de la caída de los ingresos formales mensuales como trabajador dependiente, a honorarios o empresario individual (a cuenta propia), obteniendo un máximo de $650.000 mensuales según sea el caso. El universo de potenciales beneficiarios del préstamo solidario es levemente superior a 1,6 millones de personas.

“Estos planes, si los llevamos adelante con unidad y con responsabilidad, nos van a permitir a todos reemprender nuestros proyectos de vida, desarrollar nuestros talentos, cumplir nuestros sueños”, valoró el Mandatario.