“No se tomó en cuenta la opinión del Consejo Político Mapuche de Chile Vamos al momento de proponer estas indicaciones. Se trata de una instancia que los cuatro partidos hemos validado al igual que el Gobierno”, alegó el líder del regionalismo Rodrigo Caramori.

Santiago.- Con “sorpresa y decepción” tomó el presidente del PRI Rodrigo Caramori el acuerdo que se habría alcanzado por los parlamentarios de RN, la UDI y Evópoli y el Gobierno, en cuanto a ingresar modificaciones para asegurar ciertos escaños para los pueblos originarios en una eventual Convención Constituyente.

A juicio del dirigente, “se habla de deuda con nuestros pueblos originarios y de buscar consensos y mayor integración. Sin embargo, no se consulta este tema con todo el conglomerado como ha sido costumbre en reiteradas oportunidades y, peor aún, no se tomó en cuenta la opinión del Consejo Político Mapuche de Chile Vamos al momento de proponer estas indicaciones. Se trata de una instancia que los cuatro partidos hemos validado al igual que el Gobierno”.

Caramori, además, señaló que “si bien valoramos las intenciones de solucionar y proponer soluciones para nuestros pueblos originarios, creemos que la fórmula planteada no es la más idónea. Consideramos que no corresponde que se deban inscribir en un registro previo, sino que se deben tomar en cuenta los indicadores de la muestra Censal de 2017, que mostró que el 12,8% de la población se consideró parte o representado por estos pueblos. Por ende, esa debería ser la proporcionalidad de su representación en una eventual Convención Constituyente o Convención Mixta”.

“El nuevo trato que hemos tratado de instaurar en la coalición tiene que traducirse en hechos concretos más que en palabras y sobre todo en discusiones inclusivas y respetuosas. Por lo mismo, este tipo de anuncios que se hace sin considerar a todo Chile Vamos no va en esa dirección”, concluyó.