La nueva normativa moderniza la regulación antártica y la institucionalidad nacional en la zona, de cara a los desafíos del siglo XXI. El Estatuto reafirma los derechos antárticos de Chile, regula las actividades en el continente, fomenta la investigación y protege el medioambiente.
Magallanes.- El Presidente de la República, Sebastián Piñera, prmulgó el nuevo Estatuto Antártico, que refuerza la autoridad de Chile en el continente, al establecer procedimientos y condiciones para realizar actividades, un sistema de permisos o disposiciones destinadas a proteger el medioambiente.

“Este Estatuto se adecúa no solamente a las necesidades del presente, sino que también a los desafíos que el futuro nos va a poner en nuestro camino, protegiendo y fortaleciendo nuestros derechos soberanos”, dijo el Mandatario en una ceremonia desde el Estrecho de Magallanes a bordo del OPV Fuentealba, donde estuvo acompañado por los ministros de Relaciones Exteriores, Andrés Allamand, y de Ciencia, Andrés Couve; el Subsecretario de Defensa, Cristián de la Maza; el Intendente de Magallanes, José Fernández Dübrock; el alcalde de Punta Arenas, Claudio Radonich; autoridades y parlamentarios.

La importancia estratégica de la Antártica para Chile hace necesaria la creación de una política de Estado de largo plazo, que proteja los derechos soberanos, regule las actividades que se realizan en la Antártica y que confirme el compromiso medio ambiental internacional de Chile con el continente.

La ley busca establecer una institucionalidad moderna impulsando una coordinación eficaz entre las entidades públicas con competencias sectoriales atingentes a la Antártica. Además, da proyección internacional al país, ya que al dictar normas respecto de las personas, bienes y hechos acontecidos en la Antártica, Chile estará ejerciendo su soberanía de un modo compatible con el derecho internacional.

Asimismo, se establece una política de Estado con una regulación legal coherente y conjunta a la Política Antártica Nacional cuya duración será de 10 años, un Plan Estratégico Antártico cuya duración será de 5 años y el Programa Antártico Nacional cuya duración será de 1 año.

El estatuto hace un reconocimiento expreso de la Soberanía sobre el Territorio Chileno Antártico, incluyendo la plataforma continental jurídica y extendida.

“Con este Estatuto, Chile y especialmente la Región de Magallanes y de Antártica Chilena se potencian como la puerta entrada y el polo de desarrollo global en materia de servicios logísticos, tecnológicos y científicos, vinculados con el Continente Blanco”, detalló el Mandatario.

La ley regula las actividades antárticas al establecer un sistema de autorización y fiscalización de actividades científicas y tecnológicas; el zarpe y despegue de naves y aeronaves nacionales con destino antártico; actividades artísticas, culturales y deportivas; turísticas; pesqueras y de captura de recursos vivos marinos, y de búsqueda y rescate. Además, promueve el trabajo científico y de difusión y la protección del medioambiente.

Chile es uno de los siete países que afirma derechos soberanos sobre partes del Sexto Continente, y uno de los 12 países signatarios del Tratado Antártico en 1959.