Durante la jornada del 26 de agosto se inició el regreso de parte del contingente desplegado en otras regiones del país, esto producto del actual contexto de pandemia por Covid-19, el cual ha exigido un arduo trabajo por parte de los diferentes componentes de las Fuerzas Armadas y de Orden en todo el territorio nacional.

Es de esta manera que 133 efectivos pertenecientes a la V División de Ejército, de los cuales 61 arribaron a la ciudad de Punta Arenas y los restantes lo harán durante la jornada del 27 de agosto. Esto bajo estrictos protocolos de aislamiento con el objetivo de poder aplicar los exámenes de PCR, manteniendo los procesos de cuarentena dentro de las instalaciones sanitarias militares dispuestas por la institución para estos fines y evitar posible propagación del virus.

Es de esta manera que se mantienen las diferentes medidas en resguardo de la comunidad, contribuyendo al esfuerzo mancomunado en el control de la actual pandemia que se ha desarrollado en nuestro país.

Los diferentes efectivos de la V División fueron desplegados en las regiones de Los Ríos, Maule y Metropolitana, manteniéndose por un período de entre un mes y medio y tres meses prestando valioso apoyo a la comunidad en diferentes ciudades de nuestro país.

El retorno de los efectivos de la V División de Ejército aun desplegados se materializará dentro de los próximos 15 días, esto con el fin de mantener los procesos sanitarios establecidos, de esta manera continuando el Ejército de Chile apoyando en este esfuerzo nacional y manteniéndose al servicio en todo nuestro territorio, asumiendo las tareas y desafíos que el actual desafío exige a toda la nación.