Un exitoso operativo conjunto entre varias aduanas regionales, Carabineros de Chile y el Ministerio Público terminó con la incautación de 2.300 patentes vehiculares en blanco, además de una máquina grabadora, un vehículo, dinero en efectivo y la desarticulación de la banda que se dedicaba a la internación de estas mercancías.

En el caso de Aduanas el trabajo se inició a fines del año pasado cuando la Aduana Regional de Valparaíso realizó las primeras coordinaciones con Carabineros de Chile, y replicó la alerta al resto de las aduanas del país respecto de posibles operaciones de importación de placas en blanco, así como de los mecanismos para grabarlas.

Sucesivamente se incorporaron a las tareas de análisis de inteligencia las aduanas de Talcahuano, San Antonio y la Aduana Metropolitana. En el caso de San Antonio, por ese puerto se detectó el ingreso de una máquina grabadora capaz de realizar las impresiones de las placas logrando gran semejanza con el aspecto de las legalmente obtenidas. En tanto, fiscalizadores de la Aduana Metropolitana lograron identificar dos ingresos de placas en blanco por el sector de Courier del Aeropuerto Internacional. El primero de ellos, de 300 placas y en el segundo, de 2 mil.

Producto del último hallazgo en Courier, Carabineros logró dar con un domicilio donde encontró un laboratorio clandestino de droga, un vehículo y dinero en efectivo.

El Director Nacional de Aduanas, José Ignacio Palma, indicó que “el trabajo coordinado de nuestras Aduanas Regionales ha permitido evitar el ingreso de estas placas falsas al país. Detrás de esto hay un delito de contrabando y es prioritario para nuestro Servicio impedir que este tipo de mercancías ingresen al país, resguardando la seguridad de las fronteras de este tipo de ilícitos. Esperamos que este trabajo colaborativo conjunto pueda seguir desarrollándose para otros procedimientos tan exitosos como éste”
El Coronel Francisco Villarroel, Jefe de la Sección de Encargo y Búsqueda de Vehículos (SEBV) de Carabineros, indicó que este proceso investigativo se inició el 2018 cuando Carabineros de la SEBV detectó vehículos que presentaban placas patentes adulteradas de muy buena calidad. “En el curso de los años la investigación fue desbaratando aproximadamente 4 grupos criminales muy estructurados, y finalmente, en las últimas horas, logramos la desarticulación de la última organización que proveía de los recursos para falsificar las placas patentes que eran incorporadas a los vehículos previamente sustraídos con violencia e intimidación.” El jefe de la SEBV agregó que durante el proceso de dos años se incautaron gran cantidad de vehículos por encargo, armamento, municiones, y dinero en efectivo.

El Fiscal José Uribe, Jefe de Unidad de Análisis Criminal y Focos Investigativos de la Fiscalía Regional de Valparaíso, señaló que “hemos abordado múltiples aristas investigativas, lo que nos permitió desbaratar esta organización criminal. Lo importante de lo que se ha incautado es que son los insumos base que utilizan los delincuentes para llevar a cabo un robo completo: el vehículo, la clonación documental y con estos elementos, la placa patente, lo que les permitía poner en el mercado nuevamente el vehículo. Esto incentivaba a las bandas de menor tamaño a cometer más robos de automóviles. Creemos que el éxito de este trabajo investigativo tendrá un impacto relevante en la seguridad pública en lo que se refiere a robo con violencia de vehículo motorizado,” puntualizó.