La travesía tendrá una duración de 118 días que considera el cruce por el Cabo de Hornos y recaladas operativas en las zonas insulares de Robinson Crusoe, Rapa Nui y puertos como Iquique, Coquimbo, Puerto Montt, entre otros.

Valparaíso.- Al mediodía de este lunes 08 de febrero, desde el Molo de Abrigo, zarpó el Buque Escuela “Esmeralda” para dar inicio a su LXVI Crucero de Instrucción, el cual, al igual que el del año pasado será realizado por aguas nacionales, debido a la pandemia causada por el Coronavirus.

Este año, la dotación, al mando del Capitán de Navío Oscar Manzano está compuesta por 280 personas, de las cuales 93 son Guardiamarinas y 41 Marineros, además hay cuatro Oficiales de las otras ramas de las Fuerzas Armadas, de Orden y Seguridad Pública.

Como una forma de mantener las medidas sanitarias, la Institución adoptó todas las medidas de prevención, por lo que la tripulación de la “Dama Blanca” debió efectuar un aislamiento operativo controlado y no pudo ser despedida por sus familiares y amistades como tradicionalmente ocurre; por lo que en esta oportunidad, solo fueron despedidos por el Comandante en Jefe de la Primera Zona Naval (s), Contraalmirante Juan Alberto Lerdón.

Durante la ocasión, el Contraalmirante Lerdón indicó que “es un gran honor poder despedir a este buque, en este crucero especial, es un crucero donde no recorrerán distintos países, donde la parte protocolar tiene mucho menos peso que la parte esencial del Crucero de Instrucción que es la formación marinera de los jóvenes Guardiamarinas y en general de toda la dotación del buque, porque lo que se busca es que se fortalezcan en cercanía, con temporales, con el mar del Sur, que conozcan los canales, que aprendan a ser marinos en las condiciones más adversas”.

Por su parte, el Comandante Manzano indicó que “viajaremos con el velero hasta el Cabo de Hornos, donde tenemos el desafío de cruzarlo a vela, como igual lo han hecho muchos marinos. De ahí continuaremos nuestro crucero hacia el norte y a la zona insular de Isla de Pascua. Para todos es un gran desafío, para a mi en lo personal una tremenda responsabilidad, la esencia de este buque es formar marinos y es lo que vamos a hacer principalmente”.

En tanto, la Guardiamarina Emilia Obrecht señaló que, “estoy muy orgullosa de formar parte de este Crucero de Instrucción, espero en esta navegación poder poner en práctica lo aprendido durante los cuatro años en la Escuela Naval y sin lugar a dudas seguir aprendiendo, llenándome de nuevas experiencias, junto con toda mi generación, aprender del trabajo en equipo en la navegación, creo que vamos a aprovechar al máximo esta experiencia, va a ser un periodo muy intenso, en el que vamos a navegar por aguas nacionales, debido a la pandemia, pero son lugar a dudas sigue siendo muy importante y vamos a conocer las costas chilenas y los sectores insulares”.

Mientras que, para el Marinero Lucas Devia, “es un honor ser parte de la Dotación para aprender nuevos aspectos naúticos marineros que permitirán desempeñarme en mi carrera profesional”.

Cabe señalar, que la Unidad no tiene considerado desembarcar en lugares habitados, como tampoco recibir visitas a bordo durante las estadías en puerto.