Durante la primera jornada del CyberDay, el SERNAC recibió alrededor de 164 reclamos de parte de los consumidores, los cuales apuntaron a problemas para realizar los pagos, aumento del precio al momento de concretar la transacción, problemas para acceder a los sitios web y ofertas que no eran tales, entre otros.

La Directora Regional del SERNAC MARÍA FRANCISCA ORTIZ OBERG, explicó que el comportamiento de las empresas, en general, ha sido el esperado en este tipo de eventos, aunque se repitieron algunas dificultades respecto de eventos anteriores y que hasta el cierre de este reporte la región no tenía reclamos ingresados.

“Como SERNAC hemos estado monitoreando este evento desde antes que comenzara, poniendo especial énfasis en la información de los precios y la publicidad. Una vez que termine, realizaremos un análisis y en caso de detectar infracciones, tomaremos las acciones que correspondan”, enfatizó la autoridad.

No obstante, advirtió que los mayores problemas ocurren al mes posterior al evento, y tienen que ver principalmente con incumplimientos en los plazos de despacho o no devolución de lo pagado.

La autoridad también hizo un llamado a que las empresas que están participando en este evento sean profesionales, tanto en la venta como en la post venta. “Especialmente cumpliendo lo comprometido y manteniendo informado a los consumidores. No hay nada más frustrante para las personas cuando una empresa no cumple y después ni siquiera les responde el teléfono”, resaltó la Directora Regional del SERNAC.

En caso de problemas, es llamado a los consumidores es a interponer sus reclamos o ingresar alertas ciudadanas en www.sernac.cl o llamando al 800 700 100.

Asimismo, en la misma página los consumidores podrán encontrar el “Boletín empresas” que muestra el comportamiento de las empresas respecto a los reclamos, información útil a la hora de elegir a quien comprar.

Derechos en comercio electrónico
Los consumidores que realizan compras por internet tienen los mismos derechos que en cualquier compra o contratación de servicio, es decir, a conocer las características relevantes de los productos y servicios; a que se informe el precio final; al saber el stock disponible; y a que los plazos de despacho de los productos sean respetados.

Derechos en las compras electrónicas:

• Derecho a retracto: permite que los consumidores se puedan arrepentir del contrato en este tipo de compras dentro de los 10 días desde que recibió el producto o contrató el servicio, a menos que la empresa haya negado expresamente e informado en forma previa y clara.

• Derecho a garantía: Si un consumidor compra un producto nuevo por internet que sale malo, tiene derecho a garantía legal dentro del plazo de los tres primeros meses, lo que significa que puede elegir entre el cambio, la reparación o la devolución de lo pagado. El SERNAC dictó una Circular Interpretativa que suspende el plazo del ejercicio del derecho a garantía hasta cuando el consumidor pueda ejercerlo, considerando la situación de pandemia.

• Información: sobre el stock de productos sujetos a la oferta. Los consumidores tienen derecho a conocer el número de unidades de cada producto que se encuentran disponibles para ser adquiridos.

• Información clara y oportuna sobre los descuentos: se deben señalar los porcentajes de descuentos que se ofrecerán, y sobre qué productos se aplicarán. Todo lo informado o publicitado se debe respetar.

• Precio: es importante que las empresas informen el precio final del producto en pesos (que incluyan las tasas e impuestos).

• Medios de pago: las empresas deben informar los medios de pago aceptados, y las condiciones, plazos, costos y cobertura geográfica de despacho de los productos.

• Exclusiones o limitaciones: se debe informar a los consumidores acerca de determinadas marcas de productos que pudiesen estar excluidas de las ofertas, como también si es que existe alguna limitación en la cantidad de productos que puede adquirir un consumidor.

• Información clara y oportuna sobre los datos de contactos de las empresas.

• En la post venta, las empresas deben tener canales expeditos de contacto para que los consumidores puedan pedir información y reclamar ante cualquier problema.