Sergio Hermosilla Pérez
Vicerrector Sede De la Patagonia
Universidad San Sebastián

Uno de los aspectos más importantes para una universidad es sentirse parte del territorio donde se desarrolla, pero lo más relevante es que la comunidad la vea como aquella institución que sintonice con las realidades de su entorno. En ese sentido, nuestra Sede De la Patagonia ha protagonizado en la macrozona sur austral un intenso trabajo de colaboración territorial, entendiendo y emprendiendo un sinnúmero de iniciativas que responden a las necesidades que la región ha manifestado como urgentes e importantes de abordar.

Encuentros como los Consejos Consultivos Territoriales permiten profundizar en aquellas situaciones que requieren de un esfuerzo conjunto para impulsar la co-construcción de proyectos con un sentido de cooperación bidireccional. Bajo este modelo virtuoso, que además ha sido incorporado como un pilar escencial de nuestro proyecto educativo, la Universidad San Sebastián ha logrado posicionarse como una institución líder en Vinculación con el Medio, trascendiendo hacia instituciones de educación superior de otros países, las cuales incluso han solicitado orientaciones para crecer en esta área del quehacer académico.

A través de un trabajo mancomunado y sobre la base de la bidireccionalidad, estudiantes y docentes de nuestras carreras han podido beneficiarse de esta relación con la sociedad, sobretodo al conectarse con la realidad cultural, social y económica de la región, lo que posibilita un aprendizaje que, a la vez, favorece el avance curricular de los futuros profesionales. Asimismo, las propias comunidades también se benefician de estas acciones, logrando solución a diferentes problemáticas de su entorno.

Este estrecho vínculo, que viene fortaleciéndose desde hace seis años, permite que la Sede de la Patagonia tenga una activa y profunda relación con el medio en programas multidisciplinarios que se desarrollan en zonas urbanas y rurales de dificil acceso como Palena, Lago Verde, Chaitén, entre otros lugares donde predomina una riqueza natural de la cual también nos hacernos parte.

Al respecto, nuestra institución precisamente se ha destacado por el trabajo con áreas naturales protegidas, por el estudio para la conservación de humedales, por el trabajo en Parques Nacionales y en el Lago Llanquihue, entre otros grandes programas, porque entendemos que una Universidad, inserta en un territorio, tiene la responsabilidad de detectar y sintonizar con sus necesidades, mantiendo un diálogo que posibilite una comunicación constante con la realidad y trabajando por el bien público, que si bien no es monopolio de nadie, sí es responsabilidad de todos.

De esta manera es que Universidad y Territorio no pueden estar incomunicados, muy por el contrario, deben estar en permanente diálogo para beneficio mutuo, para beneficio de todos.