La Asociación Chilena de Plataformas de Movilidad (Achiplam), creada en 2020 con el objetivo de generar un espacio mancomunado que impulse la tecnología y movilidad eficiente, anuncia la incorporación de tres nuevos socios.

Se trata de las compañías Rappi, Upgirl y AirnCar, que se sumaron recientemente a la agrupación que ya contaba con la participación de Awto, Altiro, Carga Inteligente, DiDi, Grin, Lite Ride, Pasaje Bus y WeGou.

AirnCar es un servicio de arriendos de autos, donde personas y empresas pueden arrendar un vehículo u ofrecer los propios a otros miembros de la plataforma, todo asegurado y sin papeleos, apuntando a digitalizar esta industria y centralizar la oferta disponible en el país.

Mientras, Rappi es la primera SuperApp Latinoamericana, presente en 9 países y más de 250 ciudades de la región. Su misión es impulsar el desarrollo de nuevas tecnologías para impulsar el crecimiento económico acelerando la adopción del comercio electrónico. Con Rappi, los usuarios acceden a un activo ecosistema de bienes y servicios, las PyMEs pueden hacer crecer sus negocios y las personas pueden convertir su tiempo libre en ingresos extra.

Finalmente, Upgirl se presenta como una aplicación chilena, fundada por y para mujeres. El software conecta a conductoras y pasajeras, buscando que las mujeres y sus hijos tengan la mejor experiencia de viaje, apuntando a una movilización segura, tranquila, cómoda y entretenida.

La inclusión de las nuevas empresas asociadas fortalece a la agrupación para los desafíos que deberá enfrentar en materia de regulaciones y discusión de temas asociados a la movilidad a través de plataformas tecnológicas.

“El impacto económico de la pandemia ha puesto en evidencia el rol beneficioso que las plataformas de movilidad tienen en el entorno actual, manteniéndose como una fuente de ingresos en medio de la crisis para muchas familias. Y mirando hacia una etapa de recuperación económica, creemos que es importante destacar y defender su potencial como elemento que puede llevar al crecimiento”, indicó Felipe Simonsohn, Presidente de Achiplam.

La Asociación Chilena de Plataformas de Movilidad se estableció en junio de 2020 como una entidad gremial que representa y defiende los modelos de negocios de movilidad, micromovilidad y delivery que se han creado a través del desarrollo tecnológico y las oportunidades económicas y beneficios que generan.

Más allá de los desafíos regulatorios, Achiplam también busca impulsar una mejor movilidad y destacar los beneficios que estos nuevos servicios entregan, desde oportunidades económicas que pueden asistir a cientos de miles de personas y PyMEs, hasta el desarrollo de una nueva movilidad multimodal, más eficiente, más segura, menos segregada, más sustentable y que entrega una mejor oferta para sus usuarios.