Con la misión de seguir aportando al desarrollo regional a través de sus medios humanos y materiales, la IIIª Brigada Aérea celebra este lunes 21 de marzo los 92 años de vida institucional de la Fuerza Aérea de Chile. Un desafío no menor, que exige día a día a los Aviadores Militares que se desempeñan en la Base Aérea El Tepual de Puerto Montt estar preparados operacionalmente para concurrir con una mano amiga a quienes más lo necesitan, especialmente en situaciones de catástrofe o de emergencia.

Un ejemplo de ello es lo que comenta el Comandante en Jefe de la IIIª Brigada Aérea, General de Brigada Aérea (A) Sergio Rojas Schwemmer: “Hace pocas semanas tuvimos la noble misión de apoyar la instalación de una red de internet satelital en Paso El León, lo cual va a permitir que los niños y toda la comunidad ahora tengan acceso a la red. Estar conectados al resto del mundo. Se les abre una gran oportunidad desde ahora, derribando las barreras naturales que les impone las condiciones geográficas”, explica. “Durante este Mes del Aire queremos acercarnos aún más a la población, por lo que estamos organizando campañas solidarias en beneficio de personas en condición de calle en la comuna de Puerto Montt. Queremos dar a conocer que, a pesar de todas las condiciones adversas, estamos llegando a la población con ayuda, en diferentes ámbitos. Somos una mano amiga y estamos dispuestos a cooperar con nuestros compatriotas de manera permanente”, sostiene.

De hecho, durante 2020 y 2021, fueron 600 los efectivos desplegados en diferentes sectores de la Región de Los Lagos para entregar soporte a la Autoridad Sanitaria en el contexto del Estado de Excepción Constitucional, decretado para controlar la propagación del coronavirus entre la población. 18 meses de arduo trabajo, en donde fueron un actor fundamental en la materialización de las más de 12 millones de fiscalizaciones que se realizaron durante este período, lo que permitió bajar los niveles de desplazamiento de la gente, tanto durante el horario de toque de queda como en las comunas que entraron en cuarentena. De manera paralela, los Aviadores Militares se desplegaban para ser parte de los distintos procesos eleccionarios que ha vivido el país en estos últimos meses, con la responsabilidad de resguardar la seguridad interior de los recintos de votación y así entregar las condiciones óptimas a la ciudadanía para el correcto sufragio.

Para nadie es un misterio que la Fuerza Aérea de Chile mantiene un lazo histórico con la comunidad, especialmente con aquella que habita los sectores más desconectados o recónditos del territorio, uniéndolos con los centros urbanos a través de los caminos del aire. Por ello, es importante destacar las más de 60 horas voladas con el propósito de trasladar cerca de 30 toneladas de carga hacia sectores cordilleranos y fronterizos como Paso El León, Torrentoso, Lago Vidal Gormaz, Ventisquero o Segundo Corral, por nombrar sólo algunos. Carga que consiste, principalmente, en forraje para animales, mercadería para la gente o elementos de construcción; con lo cual se aporta a mejorar la calidad de vida de las familias que viven en condiciones desfavorables. Tampoco podemos dejar de mencionar las múltiples misiones para dar cumplimiento al plan de vacunación hacia Caleta Cóndor y Río Negro, además de Osorno, Castro y Ancud. “Una de nuestras principales preocupaciones es entregar conectividad, especialmente en condiciones adversas. Hay muchos lugares en la zona que en invierno pierden completamente la conectividad terrestre, por lo tanto, la Fuerza Aérea cumple un rol fundamental en el traslado de forraje o de personas. También, llegar con asistencia médica a distintos lugares. Para ello, debemos contar con un entrenamiento que nos permita operar las 24 horas del día”, explica el General Rojas.

En este sentido, una de las actividades más sensibles que se operacionalizan periódicamente durante el año son las evacuaciones aeromédicas. El tiempo de respuesta es un factor clave a la hora de salvar una vida, tanto en condiciones nocturnas como diurnas, ya sea en los helicópteros Bell 412 o en los aviones DHC-6 Twin Otter o el Cessna CJ-1; todos de dotación del Grupo de Aviación N° 5. Tan sólo en el último año se realizaron 27 misiones de este tipo, beneficiando con ello a pacientes oriundos de Ayacara, Chaitén, Futaleufú, Quellón, Palena o Caleta Huellelhue, por ejemplo, los cuales fueron extraídos de manera oportuna para ser trasladados hasta centros asistenciales de mayor complejidad.

La misma preparación y capacidades han quedado de manifiesto en todos los operativos de búsqueda y rescate que se han activado, instancia en la cual las tripulaciones junto con los Comandos de Aviación, especialmente entrenados para estas misiones, han logrado rescatar a personas en emergencias aéreas o accidentadas en cerros y montañas. En total, se contabilizan a la fecha 41 misiones por este concepto, siendo las más representativas el rescate de los pasajeros de un helicóptero civil accidentado en Punta Capitanes y el rescate exitoso de una turista extraviada en el sector de Peulla. Tampoco podemos dejar de lado el enorme esfuerzo en entrenamiento y preparación para ir en apoyo de CONAF durante la temporada de incendios forestales, no sólo en la Región de Los Lagos, sino que también en La Araucanía, Los Ríos y Aysén.

Es menester también destacar el despliegue logístico y humano para llegar por tierra o por aire con las más de 240 mil cajas de la campaña Alimentos para Chile, las cajas de alimentos de JUNAEB o los miles de kits sanitarios, en el peak de la pandemia por coronavirus, apoyando con ello a miles de familias que se vieron afectadas directamente por las externalidades negativas de la pandemia. Lo anterior, mediante coordinación directa con ONEMI y distintas municipalidades.

Por último, la IIIª Brigada Aérea, mediante el Grupo de Aviación N° 5, ha mantenido sus procesos de instrucción, en su condición de Unidad escuela, a pesar de las condiciones adversas, formando a la futuras generaciones de pilotos de la Fuerza Aérea de Chile, con los cursos de vuelo por instrumentos y táctico de transporte, incorporando tecnología de punta para que entregar más y mejores herramientas en materia de seguridad, especialmente cuando se navega por sectores de difícil acceso.