En el Terminal de Transbordadores de la Empresa Portuaria de Puerto Montt (Empormontt) fiscalizadores del Servicio Nacional de Aduanas lograron incautar un camión que no estaba siendo utilizado de acuerdo a la normativa bajo la cual fue importado a Chile.

Este procedimiento comenzó en la avanzada de Aduanas de Chaitén, que corresponde a Zona Franca de Extensión, donde tras los análisis habituales que se hacen de los manifiestos los fiscalizadores de la Aduana Regional de Puerto Montt detectaron que un vehículo de carga que debería haber correspondido a un tipo específico de camión en realidad estaba siendo utilizado con otro objetivo.

Según los antecedentes revisados, el camión fue importado para ocuparlo como transporte tipo Silo beneficiándose de la normativa de Zona Franca, por lo que de acuerdo a la normativa vigente pudo ingresar al territorio nacional como vehículo usado. Sin embargo, la estructura del acoplado fue modificada para eliminar la configuración original, dejándolo con una rampa convencional plana donde transportaban paneles modulares al momento de su detección.

Así se constató que la transformación del vehículo había vulnerado lo dispuesto en el Art. 21 de la Ley 18.483 del Estatuto Automotriz, sobre la prohibición de importar vehículos motorizados usados al país, configurándose de esta forma el delito de contrabando.

La información fue remitida a los fiscalizadores de Aduana de turno en Puerto Montt, quienes esperaron que llegara el transbordaron hasta la capital de la Región de Los Lagos para proceder a la incautación del vehículo de carga, procedimiento realizado con el apoyo de la Policía Marítima de la Armada.

El Director Regional de la Aduana de Puerto Montt, Pablo Elvenberg, explicó que esto “es el resultado de un trabajo permanente e integrado con la Autoridad Marítima, que permite resguardar los beneficios de este tipo de Leyes Especiales y también aquellas que existen en régimen especial para los vecinos de la Provincia de Palena. En cuanto a los ilícitos, estos se han visto acrecentados en algunos casos por una disminución en la oferta de vehículo nuevos y usados en nuestro país, ocasionando una mayor demanda de vehículos en régimen general, lo que ha incentivado el contrabando desde la Zona Franca de Extensión al resto del país”.