Resultado del trabajo de análisis e investigación realizado por el Servicio Nacional de Aduanas en conjunto con la Policía de Investigaciones y la Fiscalía de Punta Arenas, se logró detectar el acopio de 577.120 cigarrillos que fueron ingresados ilegalmente a la Región de Magallanes.

Con los antecedentes recopilados por la Unidad de Drogas, Análisis y Delitos Conexos de la Aduana Regional de Punta Arenas, se preparó un completo procedimiento junto a la PDI y la Fiscalía de Punta Arenas para dar con el domicilio particular donde estaban escondidos los cigarrillos.

Una vez constituidos en el lugar, los equipos de fiscalizadores junto a la policía ingresaron a la casa y constaron que en el living había grandes bolsas negras, dentro de las cuales estaban las pacas con cajetillas.

El conteo final arrojó como resultado la incautación de 28.856 cajetillas de cigarrillos de 20 unidades cada una, de las marcas Red Point y Lucky Strike, todas de origen argentino.

Los productos fueron valorizados en US$ 80.906,26 (más de 68,5 millones de pesos) y los derechos e impuestos dejados de percibir en perjuicio de las arcas fueron calculados en US$ 93.835,60 (casi 80 millones de pesos).

“Este procedimiento es un claro ejemplo que el trabajo coordinado de todas las instituciones dedicadas a resguardar la seguridad del país, es fundamental para obtener resultados positivos como este”, recalcó el Director de la Aduana Regional de Punta Arenas, Rodolfo Valenzuela.

La autoridad también recalcó la labor de protección de la salud pública que realizan los funcionarios de Aduanas, “quienes con su trabajo evitan que estos productos de dudosa calidad y que no están autorizados para ser comercializados en Chile, lleguen a ser vendidos”.