Detectan murciélago con rabia en Puerto Aysén

109

Un operativo de control de foco y perifoco,  de Rabia desarrolló un equipo de profesionales de la Seremi de Salud en la Población Balsa de Puerto Aysén, donde se detectó un murciélago con rabia de acuerdo al análisis del Instituto de Salud Pública (ISP). Junto con verificar y vacunar a mascotas como perros y gatos, se entregó material informativo de acuerdo a la norma del Ministerio de Salud.

Claudia Alvarez, Encargada del Programa de Zoonosis de la Seremi de Salud, junto con recordar que en nuestra región no se han notificado nunca un caso de rabia en personas, perros y gatos, detalló que estamos frente al séptimo caso de rabia en murciélago notificado desde el año 2014 en Aysén.

“Las personas deben tomar medidas preventivas como vacunar desde los dos meses de edad a mascotas, tanto perros y gatos de acuerdo a indicaciones del médico veterinario. Estos animales domésticos son los que están más expuestos a este virus al tener muchas veces contacto con murciélagos y por lo tanto, pueden ser la vía de transmisión de la rabia a las personas,  enfermedad mortal que afecta el sistema nervioso de los mamíferos”, agregó la médico veterinaria.

En la actualidad, las vacunas son el medio más seguro y eficaz para que tanto las personas como los animales se encuentren protegidos de esta enfermedad, que es responsable de más de 55 mil personas fallecidas en el mundo. Todo perro y gato, debe estar permanentemente vacunado contra la rabia. Es responsabilidad de sus propietarios y de las personas a cuyo cuidado estén, mantener a estos animales con vacunación antirrábica vigente.

Cabe mencionar que los murciélagos son una especie protegida por Ley, por lo tanto no se pueden eliminar. Si se observa un comportamiento extraño como el que esté activo en el día o esté en un lugar donde no es su costumbre, o no pueda volar, es sospechoso de estar contagiado de rabia. La recomendación es no tocarlos directamente, utilizar guantes o cajas de cartón, ya que el virus de la Rabia se transmite por la saliva del animal rabioso a través de rasguño, lameduras y mordeduras.

Compartir