Iglesia de Aysén celebra aniversario episcopal de Monseñor Luis Infanti De La Mora

91

Este martes 5 de diciembre, se han cumplido 18 años de la ordenación como Obispo del P. Luis Infanti de la Mora, perteneciente a la Orden Siervos de María.

Aysen.- Su Ordenación Episcopal fue presidida por el entonces Nuncio Apostólico de su Santidad en Chile, Mons. Luigi Ventura, el día 5 de diciembre de 1999 como el quinto obispo Vicario Apostólico de Aysén.

Bajo el lema “A Jesús por María”, la máxima autoridad de la Iglesia de Aysén ha marcado durante estos años su impulso y responsabilidad con los laicos asumiendo un rol protagónico en la vida interna de sus comunidades cristianas. Asimismo, ha enfatizado su preocupación por conservar los recursos naturales de esta tierra bendita de la Patagonia.

En una entrevista realizada por radio-TV Santa María del Vicariato Apostólico de Aysén, el p. Obispo expresó: “estos 18 años han sido de un gran crecimiento en cuanto a la presencia de la iglesia de Aysén en la realidad, la identidad, la cultura e historia. Esta presencia eclesial ha sido muy fecunda desde hace por lo menos 80 años”.

“He tratado de continuar la labor que ya sabiamente obispos anteriores habían impulsado, que era darle una mayor identidad a la Iglesia de Aysén, prueba de ello es que hay más sacerdotes, diáconos, religiosas, comunidades cristianas comprometidas con su pueblo y que además, hay una presencia importante en los medios de comunicación, en la educación, así como también en temas de justicia y medio ambiente. Esto es signo de una iglesia viva, dinámica comprometida con su pueblo desde la fe”, manifestó el obispo.

Durante este encuentro, también se destacó su rol en el emblemático “Caso Aysén”, que ha marcado su presencia como hito protagónico para la región: “la muerte de jóvenes en Puerto Aysén ha sido un momento bastante trágico para la región y ha cuestionado todas nuestras fibras sociales, ha cuestionado el actuar de la justicia, el crecimiento de la iglesia, han cuestionado nuestra presencia en el país (…) han sido momentos doloroso, pero hemos aprendido mucho como región el valor de la vida, el valor de la juventud, la exigencia de hacer justicia”.

Por último, enfatizó que la tarea del obispo es guiar a una iglesia por los caminos de Dios: “el obispo no es una persona, es una comunidad de fe que va recorriendo los caminos de la historia como misionero, como profeta; ese es el gran desafío, sin añorar los tiempos pasados; la historia va evolucionando, la fe va madurando, creciendo y fortaleciéndose como comunidad”.

Para festejar estos 18 años de vida episcopal, la Iglesia de Aysén ha organizado un encuentro junto a sus trabajadores para orar a Dios por su obispo para que siga cumpliendo su misión con mucha salud, fortaleza y entrega.

Luis Infanti de la Mora es oriundo de Udine, Italia. En 1978 realizó sus primeros votos como fraile Siervo de María, y en 1990 recibió en Bolivia la ordenación sacerdotal. Posteriormente y antes de ser elegido obispo de Aysén, Mons. Aldo Lazzarin le confió el servicio de Vicario Pastoral de la Iglesia local.

Compartir