Dado el mayor riesgo de accidente al que están expuestos los menores, la Institución instó a los padres a invertir en seguridad, previniendo hechos lamentables en caso de alguna eventualidad

Prevenir la ocurrencia de lesiones o inclusive la muerte de una persona tras un accidente vehicular, es el principal objetivo de una acción comunicacional que está siendo desarrollada por personal de la 3ra. Comisaría de Carabineros de Chile Chico (F) con ocasión del periodo estival.

El Capitán Orlando Henríquez Morales Subcomisario de los Servicios de esta Unidad, precisó que tras las fiscalizaciones y controles efectuados en las distintas rutas de la comuna, se ha advertido responsabilidad en el ámbito de la prevención por parte de determinados conductores.

“Hemos estado fortaleciendo el aspecto preventivo, dado el desplazamiento de una gran cantidad de turistas que han llegado hasta este sector, toda vez que hay muchos extranjeros que ingresan y salen hacia distintos sectores, por lo cual realizamos controles vehiculares sumado a un rol educativo con los conductores, especialmente en lo que dice relación con el traslado de menores, con la finalidad de prevenir accidentes de tránsito o desgracias ante alguna eventualidad”, expresó el Oficial.

Asimismo, manifestó que se ha intensificado la labor de control y fiscalización, derivando las denuncias –en caso que proceda- al Juzgado de Policía Local de la comuna, como parte de un trabajado constante en la prevención referida al ámbito vial.

“Es fundamental que el adulto internalice la importancia de mantener sillas de retención de menores en los vehículos. Todo lo que se pueda invertir en seguridad siempre va a ser importante y va a ser menor al costo que se puede producir en caso que llegara a ocurrir algún tipo de accidente”, profundizó el Capitán Henríquez.

Según estadísticas, los accidentes de tránsito constituyen en Chile la primera causa externa de muerte de los menores entre 1 y 14 años de edad.

La normativa establece que los niños hasta cumplir los 9 años (o estatura de 1.35 mts y 33 kilos de peso) deben ir en la silla apropiada según su edad, talla y peso.

Dicha normativa establece que los menores de 12 años de edad deben viajar en todo momento en el asiento posterior del vehículo –exceptuando las camionetas de cabina simple- debiendo utilizar el cinturón de seguridad o Sistema de Retención Infantil (SRI), disposición que no regirá para los taxis en todas sus modalidades, motocicletas, transporte escolar, ambulancias, buses o camiones.

Asimismo resulta fundamental no transportar a menores en el asiento central de la parte posterior, al ser este el de mayor riesgo para el pasajero ante alguna eventualidad, motivo por el cual el adoptar los resguardos necesarios permitirá disfrutar del periodo estival sin hechos que lamentar.