Medidas de asepsia han sido puestas en práctica de manera permanente desde que conoció primer caso de la pandemia en Aysén.
Coyhaique.- Carabineros continúa el proceso de desinfección de sus cuarteles, instalaciones y medios logísticos, con la finalidad de otorgar una adecuada protección tanto al personal que desempeña funciones en estos lugares, como así también a la comunidad que en forma diaria interactúa con la Institución, previniendo así la propagación del Covid-19.
Luego de conocidas las primeras informaciones sobre el rápido avance de la pandemia, Carabineros adoptó los resguardos necesarios y medidas de protección en resguardo de los propios y de la comunidad, a la cual sirve en forma diaria.
En tal sentido, recientemente han sido sometidos de estas medidas de fumigación el Retén Villa Ortega, siendo aplicado un tratamiento químico en el sector interior y exterior de este cuartel, así como en casas anexas del personal.
Lo propio se ha llevado a afecto en dependencias de la XI Zona de Carabineros Aysén, tarea que estuvo a cargo del Ejército de Chile, siendo higienizadas dependencias administrativas, espacios comunes y área de atención al público, previniendo la propagación del Covid-19.
Asimismo han sido igualmente sometidos –con anterioridad- a este mismo proceso de asepsia el Retén Caleta Tortel, la 4ta. Comisaría de Cochrane (F), el Retén Puerto Río Tranquilo, 1ra. Comisaría Coyhaique, 2da. Comisaría Aysén, Retén Villa La Tapera, Retén Mañihuales y Subcomisaría Puerto Cisnes, entre otros cuarteles.
A esto se suma la permanente utilización de guantes y mascarillas por parte del personal, así como la desinfección de carros policiales, calabozos, pisos, manillas de puertas, mesones de atención, sumado a la restricción de atención al público, evitado aglomeraciones al mantener una distancia segura.