Detectives de la Brigada Investigadora de Robos (BIRO) Coyhaique de la Policía de Investigaciones de la región de Aysén, en un trabajo investigativo coordinado con el Ministerio Público, lograron recuperar una serie de herramientas de construcción que habían sido denunciadas por el delito de robo en lugar no habitado a una empresa constructora del sector El Claro, el pasado mes de octubre de 2019.

Coyhaique.- El jefe de la Brigada Investigadora de Robos Coyhaique, subprefecto Eduardo Lagos, señaló que “sujetos desconocidos ingresaron al recinto y se trasladaron hasta la casa piloto, fracturando un vidrio de la ventana para sustraer diversas herramientas desde el interior, avaluadas en $600.000 pesos”.

En dicha oportunidad, los detectives concurrieron hasta el sitio del suceso para realizar las primeras diligencias, “en el trabajo del sitio del suceso y a la inspección ocular, tanto interna como externa, se logró encontrar una tarjeta de una tienda comercial asociada a un titular, sin embargo, los antecedentes se encontraban incompletos”, agregó el jefe de la unidad especializada.

Al respecto, el Fiscal José Moris indicó que dentro de las diligencias de la causa “se contaba con antecedentes que apuntaban a eventuales sospechosos”. La Brigada de Robos, en coordinación con Fiscalía, desarrolló una serie de diligencias que permitieron identificar a los imputados, agregó el Fiscal Moris.

En ese sentido, se coordinó con el Ministerio Público el requerimiento a la casa comercial para poder identificar al propietario de la tarjeta, teniendo la respuesta sobre la identidad de la persona en el transcurso de este mes. Con estos antecedentes, “el oficial de caso se trasladó hasta el domicilio de la persona, registrado en la ciudad de Coyhaique, y a la entrevista policial y con todos los antecedentes de la carpeta investigativa, reconoció haber cometido el delito junto a un amigo y mantener las especies en su poder”, indicó el subprefecto Lagos.

Tras el registro del inmueble, se halló una gran cantidad de herramientas que podrían corresponder a las especies sustraídas, entre las que destacan sierras, taladros, martillos, alicates, huinchas, entre otros elementos asociados a la construcción, todo avaluado en $300.000 pesos.

Cabe destacar que, conforme a la data del delito, “el trabajo de análisis pudo desarrollarse analizando información a través de nuestras fuentes internar y externas, con el objeto de poder establecer efectivamente que la persona titular de la tarjeta correspondía al autor de este delito. Lo que fue confirmado el día de ayer mediante las diligencias policiales”, destacó el jefe de la BIRO Coyhaique.

Por instrucción del Fiscal José Moris, se le tomó declaración a ambas personas en calidad de imputados, quedando en libertad apercibidos al artículo 26 del Código Procesal Penal. Además, se incautaron las especies para ser entregadas al denunciante. “Dentro de las próximas semanas la Fiscalía va a solicitar la audiencia de formalización para efectos de darle curso al procedimiento”, finalizó el Fiscal.