Un arduo trabajo ha sido desarrollado por parte de Carabineros durante el fin de semana largo de la finalidad de prestar los resguardos necesarios para prevenir tanto la propagación del Covid-19, como la ocurrencia de hechos delictuales.

   En tal sentido, durante las últimas 24 horas, Carabineros de Coyhaique, detuvo un total de 17 personas por infringir las disposiciones sanitarias durante el horario de toque de queda, de los cuales cuatro fueron derivados a la audiencia de control de detención por su reincidencia.

   Paralelamente Carabineros adoptó otros nueve procedimientos por ruidos molestos, incivilidades que han ocasionado molestias entre los vecinos, quienes han denunciado oportunamente estos hechos.

   Asimismo el pasado 29 de junio otras ocho personas fueron aprehendidas por infringir el artículo 318 del Código Penal, esto es “el que pusiere en peligro la salud pública por infracción de las reglas higiénicas o de salubridad, debidamente publicadas por la autoridad, en tiempo de catástrofe, epidemia o contagio”.

   El día antes, la labor arrojó como resultado la detención de 15 personas por transgredir esta misma disposición, de los cuales uno es reincidente.

   En tal sentido, Carabineros reiteró el llamado a la comunidad a quedarse en casa, utilizar mascarillas, lavado frecuente de manos, junto con respetar y dar cumplimiento de manera estricta las disposiciones emanadas de la autoridad de salud.

   Paralelamente, el personal mantuvo un amplio despliegue en rutas y caminos de la región, prestando apoyo en las barreras sanitarias implementadas a lo largo de la región, junto con efectuar patrullajes y alertar a los conductores sobre los resguardos a tomar tales como el uso de cadenas dada las condiciones climáticas de nieve, contribuyendo a prevenir la ocurrencia de accidentes de tránsito.