En horas de la tarde del jueves 11 de marzo, detectives de la Brigada de Homicidios Coyhaique dieron cumplimiento a una orden de detención emanada por el Juzgado de Garantía de Coyhaique en contra de un imputado de nacionalidad colombiana, de 32 años y con antecedentes policiales, por el delito de lesiones graves.

Los hechos ocurrieron en mayo de 2020 en circunstancias que el imputado se encontraba compartiendo con un grupo de personas y, tras una discusión, agrede con un arma cortante a un sujeto mayor de edad de su misma nacionalidad, resultando la víctima con heridas de gravedad siendo internada en el Hospital Regional.

El sujeto, quien mantiene su situación migratoria irregular, estaba siendo requerido por el Tribunal para continuar con su proceso penal, tras no presentarse a la audiencia de procedimiento simplificado de la causa investigada por la Fiscalía Local de Coyhaique.

“Luego de diversas diligencias para conocer su paradero, detectives de la unidad especializada lograron ubicarlo y detenerlo para ponerlo a disposición del Juzgado de Garantía durante la jornada del viernes 12 de marzo”, señaló el comisario Mauro Gutiérrez, jefe de la Brigada de Homicidios Coyhaique, instancia donde el Tribunal decretó legal su detención y lo notificó de la audiencia de preparación de juicio oral, quedando en libertad.

Este sujeto se suma a otros ocho detenidos por detectives de las unidades dependientes de la Región Policial de Aysén durante la última semana, tanto en Coyhaique como en Puerto Aysén, quienes eran requeridos por la justicia para continuar con su proceso penal en diversos hechos, como lesiones menos graves, hurto simple, lesiones graves, robo en lugar no habitado y otros.

Gracias a las diversas diligencias operativas para la ubicación de estas personas, la PDI logró su detención para ponerlos a disposición de los Tribunales y Juzgados de la región, trabajo que se suma a las funciones netamente investigativas de los delitos de alta complejidad.