En dos procedimientos policiales desarrollados en la comuna de Puerto Aysén, detectives de la Prefectura Provincial Aysén de la PDI detuvieron a dos sujetos por el delito de receptación flagrante de nueve cilindros de gas, otras especies y un teléfono celular.

Sobre el último acontecimiento ocurrido en la ciudad puerto, el subprefecto Eduardo Charpentier, jefe de la Brigada de Investigación Criminal Aysén, señaló que en virtud a denuncia interpuesta el día 18 de marzo del presente año por el delito de robo en lugar no habitado en el cuartel de la PDI, ocasión en la cual desconocidos sustrajeron nueve cilindros de gas de distintas capacidades, “detectives dependientes de la Prefectura Provincial Aysén tras realizar un trabajo acabado en el sitio de suceso y el análisis criminal, pudieron establecer que el delito fue perpetrado por un sujeto a bordo de una camioneta marca Toyota modelo Hilux, quien cargó los cilindros de gas y se dio a la fuga en dirección desconocida”.

En horas de la tarde y en base a antecedentes recopilados, “detectives ubicaron dicho vehículo en un domicilio particular, donde se procedió a realizar -previa coordinación con el Ministerio Público- una entrada y registro, logrando ubicar las especies sustraídas, incautando además otras especies que se encuentran asociadas a un robo en lugar habitado perpetrado en la comuna de Puerto Aysén, hecho ocurrido el día 18 de febrero del presente año y que fue ampliamente difundido por redes sociales”, detalló el jefe de la unidad policial. El avalúo total de las especies recuperadas alcanza el valor de un millón de pesos.

El detenido, un hombre mayor de edad y con antecedentes policiales por diversos delitos contra la propiedad, fue puesto a disposición del Juzgado de Garantía de Puerto Aysén durante la mañana del viernes 19 de marzo, vía Zoom, para su control de detención y formalización por la Fiscalía Local de Puerto Aysén, mientas tanto las especies incautadas fueron entregadas a sus propietarios por orden del Fiscal de Turno.

El Tribunal declaró legal su detención y decretó la medida cautelar de arresto domiciliario nocturno, más un plazo de investigación de 75 días.

Anteriormente y en otros hechos, en el marco de una orden de investigar por el delito de hurto de hallazgo de un celular, emanada por la Fiscalía Local de Puerto Aysén, el día 17 de marzo se recuperó la especie, ya que “detectives de la Brigada de Investigación Criminal Aysén realizaron diligencias tendientes para dar con el paradero de la especie sustraída, logrando a través del análisis criminal ubicar al actual usuario del teléfono denunciado, procediendo a su detención por el delito de receptación flagrante”, indicó el subprefecto Charpentier, agregando que se logó la recuperación del teléfono celular, marca Motorola modelo G6, avaluado en 120 mil pesos, el que fue entregado a su propietario por instrucción del Fiscal de Turno.

Asimismo, el detenido, una persona mayor de edad, quedó en libertad, previa declaración, apercibido al artículo 26 del Código Procesal Penal.

Sobre el delito de receptación, la PDI hace un llamado a la ciudadanía a estar alerta y recuerda que hace referencia a una persona que en su poder mantiene una especie que es producto de delito, ya sea de robo o de hurto, ante esta situación se recomienda comprar en locales establecidos, solicitar la boleta o facturas según corresponda para no obtener especies que sean producto de un delito y acreditar su procedencia.