La Policía de Investigaciones de Chile, a través de la Brigada Investigadora de Delitos Contra la Salud Pública y Medio Ambiente (Bridesma) Metropolitana, dio a conocer que durante el año 2020 hubo una baja en las denuncias por maltrato animal en comparación a 2019.

Según las cifras, el año pasado se registraron 181 denuncias menos que el 2019, ya que ese año se acogieron 571 denuncias, mientras que en 2020 la cifra bajó a 390.

A nivel regional, este fenómeno no tuvo una variación significativa, pues de acuerdo a las cifras de la Brigada Investigadora de Delitos del Medioambiente y Patrimonio Cultural (BIDEMA) Aysén las denuncias sobre el delito de maltrato animal se mantuvieron durante ambos periodos, contabilizando solo 12 denuncias por este hecho a nivel regional.

A partir de los análisis especializados, esta situación se debe a diversos factores producto de la pandemia: mayor apego entre los dueños y sus mascotas y una disminución de denuncias por restricción de movilidad.

En el primer trimestre de 2021, no se han acogido denuncias por este delito, no obstante, se han recibido seis órdenes de investigar por estos hechos. En este mismo período, la BIDEMA Aysén ha dado cumplimiento a dos órdenes de detención por maltrato animal, hechos que habían sido denunciados e investigados por la PDI y que requerían continuar con su proceso judicial.

Al respecto, el comisario Claudio Reyes, jefe de la unidad especializada, enfatizó que “existe una línea tangencial que divide el maltrato animal con la tenencia responsable”. De acuerdo a lo informado por el jefe de la BIDEMA Aysén, el delito de maltrato animal “se presenta cuando existe un acto de crueldad por parte de un ser humano a una mascota como”, por ejemplo, no proporcionar los cuidados propios de una tenencia responsable, ocasionándole daño y sufrimiento al animal.

Por otro lado, “la Ley de Tenencia Responsable de Mascotas y Animales de Compañía establece una serie de obligaciones que una persona contrae cuando decide aceptar y mantener una mascota”, puntualizó el comisario Reyes, por ejemplo, registrarla en el Registro Nacional de Mascotas o Animales de Compañía, identificarla con un dispositivo electrónico (microchip) o placa, responsabilizarse de su alimentación y manejo sanitario, y responder civilmente por los daños que cause.

En ese sentido, el jefe de la BIDEMA Aysén realizó un llamado a identificar cada fenómeno y denunciar cuando se esté en presencia de un acto de crueldad animal, ya que si un perro ladra mucho o anda suelto en la calle eso corresponde a tenencia responsable, en cambio si por algún motivo el dueño no alimenta a su mascota o la mantiene en malas condiciones, ocasionándole un deterioro de salud, estamos en presencia del delito de maltrato animal.

Finalmente, desde la PDI destacaron la necesidad de denunciar el maltrato animal, instando a la ciudadanía a mantener una tenencia responsable de mascotas, “con los antecedentes que nos puedan proporcionar en las denuncias que realicen nosotros vamos a poder realizar las investigaciones de estos delitos y evitar maltratos y crueldad en contra de los animales”, indicó el comisario Reyes.