Como un balance del trabajo de fiscalización del área de migraciones de la Región Policial de Aysén, la Policía de Investigaciones de Chile informó que durante el mes de abril el área especializada a nivel regional, compuesta por la sección en Puerto Aysén y el departamento en Coyhaique, realizó un total de 13 fiscalizaciones a extranjeros en las principales ciudades y localidades de la región, además del trabajo de control permanente en la barrera sanitaria del aeropuerto de Balmaceda.

Así, en estas fiscalizaciones se logró “controlar a 123 personas, denunciando a 30 ciudadanos extranjeros por infringir alguno de los artículos de la Ley de Extranjería que se encuentra vigente”, enfatizó el jefe del Departamento de Migraciones y Policía Internacional Coyhaique, subprefecto Richard Biernay.

Además, “nuestros principales puntos de control fueron los muelles de Puerto Cisnes y Chacabuco, en el centro de Puerto Aysén y Coyhaique y en el aeropuerto de Balmaceda”, agregó el jefe de la unidad especializada, donde se desarrollaron controles para verificar en terreno la situación de los ciudadanos extranjeros que se encuentran en Aysén, orientando a los migrantes y empleadores sobre cómo evitar infringir la Ley de Extranjería, manteniendo información actualizada y documentación vigente.

De acuerdo a lo informado por el subprefecto Biernay, “las principales infracciones cometidas por los ciudadanos extranjeros se relacionan con no informar el cambio de domicilio o de la situación laboral dentro de los plazos que establece esta ley, encontrarse con algún tipo de residencia irregular o bien haber hecho ingreso al territorio nacional de manera clandestina”.

Finalmente, el jefe del Departamento de Migraciones Coyhaique, agregó que “continuaremos desarrollando acciones de control y fiscalización, pero además realizando iniciativas para educar a los ciudadanos extranjeros sobre la nueva ley y la importancia de mantener su información personal actualizada”.